La Justicia jujeña rechazó el pedido de probation solicitado por la defensa de Milagro Sala, quien ahora deberá enfrentar un nuevo juicio por supuestas amenazas contra personal policial, ocurridas en 2014.
 

 

El Tribunal en lo Criminal Nº 2 resolvió no hacer lugar al beneficio de suspensión de juicio a prueba -conocido como probation- que habían solicitado las abogadas Paula Álvarez Carrera y Elizabeth Gómez Alcorta, y en los próximos días deberá pautar la fecha de comienzo de audiencias.

 

Se trata del juicio que había sido suspendido un día antes de su comienzo, en septiembre. En ese entonces se canceló a raíz del pedido de la defensa de la líder de la Tupac Amaru pararecusar al juez Antonio Llermanos. Para resolver ese planteo se integró un tribunal de subrogancia, pero la defensa de Sala recusó también a uno de los integrantes de ese grupo. Responder a estos pedidos demoró la integración definitiva del Tribunal, que finalmente quedó firme y rechazó la probation.
 

Los jueces Antonio Llermanos, Luís Ernesto Kamada y Mario Ramón Puig decidieron que Sala sea enjuiciada como supuesta autora del delito de amenazas a policías de la Comisaría Seccional 56 de Alto Comedero, en octubre de 2014.

Según el expediente, Sala habría amenazado, telefónicamente, a dos oficiales que prestaban servicio en la Comisaría Nº 56. "Van a tener noticias porque voy a poner una bomba y voy hacer volar a todos", les habría dicho Sala.
 

El caso

 

La causa es conocida como la de “las bombachas”. Se originó cuando la hija de María Molina, integrante de la Tupac Amaru y cercana a Milagro Sala, fue a pasear a una feria y se encontró con un puesto que vendía la ropa interior que su madre le había traído de Italia y que, aún con las etiquetas puestas, había sido sustraído de su casa durante una entradera.
 

La vendedora fue detenida, pero ella también quedó demorada y la policía secuestró ropa y calzados. En ese momento, Sala habría llamado a la comisaría para reclamar que devuelvan todo lo decomisado.
 

“Las bombachas puede quedárselas para usted, su jefa y su mujer y todo el personal de la comisaría porque son una manga de maricones”, le habría dicho Sala al oficial Rubén Vázquez.
 


Minutos después, la comisario Angela Cabero asegura que recibió un llamado a su celular, que la voz del otro lado del teléfono se presentó como “la diputada Milagro Sala” y la amenazó con poner una bomba.
 

La líder de la Tupac Amaru, que permanece desde enero de 2016 en prisión preventiva tiene otro juicio por delante. Es por "tentativa de homicidio" en la causa conocida como "la balacera de Azopardo". Ese expediente también se encuentra en manos del Tribunal en lo Criminal N° 2 que aún debe integrar el tribunal de enjuiciamiento.