Guillermo Dietrich

 

El Gobierno nacional llevó un mensaje tranquilizador a los bancos que financian a constructoras en el país en medio de la conmoción por la megacausa de los "cuadernos de la corrupción". El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, convocó a representantes de 9 entidades bancarias a las cuales ratificó la continuidad del plan de obras y la libertad de trabajo de las empresas mientras no haya una condena judicial.

 

"No vamos a limitar a las compañías a menos que un juez diga lo contrario", dijo

Dietrich en declaraciones recogidas por la agencia Bloomberg.

 

"Lo que está pasando no tiene precedentes, y el sistema judicial necesita investigar, conseguir pruebas y emitir un dictamen final", agregó el funcionario al ser consultado sobre el efecto de la investigación sobre las constructoras.

 

Las firmas no serán castigadas "por lo que sus empleados puedan haber hecho", dijo Dietrich.

 

En este sentido, Dietrich señaló que los contratos serán respetados y que las firmas no serán castigadas "por lo que sus empleados puedan haber hecho", en referencia indirecta a exdirectivos detenidos en el marco de la causa por coimas a cambio de obras durante el kirchnerismo.