Un video revela cómo se clonan tarjetas bancarias en cajeros automáticos de Chile. El sistema es simple y uno puede ser víctima sin siquiera sospecharlo. Según se puede ver en las imágenes, los estafadores camuflan una cámara para poder grabar las claves de los usuarios. Mientras tanto, al mismo tiempo colocan un lector -skimmer- en la ranura donde se coloca la tarjeta, con el objetivo de poder duplicar su banda magnética.

 

 

Con esos datos, los delincuentes son capaces de retirar dinero de los usuarios sin ser rastreados. La cámara oculta está escondida en una pieza ajena al cajero, pero pintada del mismo color, por lo que es dificil percatarse de su existencia. Este fin de semana cerca de 40 mil personas cruzarán la frontera, por lo que se recomienda precaución ante posibles inconvenientes.