Aprestos. El Kayak Club San Juan es uno de los complejos que está arreglando
 

Con dos factores que esperan que jueguen a su favor, como es que está garantizada el agua suficiente para que funcionen los clubes ubicados en las inmediaciones del Dique de Ullum tras conocerse el pronóstico de derrame hídrico del río San Juan, y que frente a los altos costos para salir de vacaciones muchos sanjuaninos optarán por pasar el verano en la provincia, en las instituciones y concesionarios del embalse ya vienen trabajando en preparar las instalaciones. Y con inversiones que rondarán los 10 millones de pesos en arreglos y en la puesta a punto de los complejos, un monto un 50% superior a la temporada pasada, según fuentes del sector. Si bien los fines de semana ya se puede acceder a las distintas opciones, todos se disponen para largar el ciclo con las piletas habilitadas a partir de diciembre.

Para comerse un asado en las costas del dique o pegarse un chapuzón ya sea en las aguas del embalse o en las piletas que tienen la mayoría de los complejos, el valor de las entradas, aun cuando algunos clubes todavía no las han fijado, viene con un aumento que oscila entre el 30% y que puede superar el 60%. Los montos parten desde los 150 por persona y por día, como en el caso del Club Bosque del Dique, o los 350 pesos en el Complejo Del Bono Beach, claro que allí hasta van a inaugurar un club de niños, un espacio para la recreación de los más pequeños.

A la cabeza de las inversiones viene precisamente el Del Bono Beach, según dio a conocer Pablo Bazze, con un presupuesto de 7 millones de pesos que se destinaron a la remodelación integral de 10 cabañas, pintura de piletas, parquización y arreglos en general de las instalaciones del complejo.

Le sigue el Complejo Náutico de Ullum de la UNSJ, que está trabajando en reacondicionar los 38 quinchos, pintura de piletas, reparación de luminarias y en el mantenimiento de la parquización e incluso adquirieron una nueva caldera que permitirá que este veranos haya agua caliente en las duchas. Según Omar Patiño, encargado del complejo, la inversión ronda los 2 millones de pesos.

En el caso del Palmar del Lago, según comentó Juan José Chica, secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza, con una inversión que ronda los 500.000 pesos, están realizando un reparación general de quinchos y parrilleros, parquización y mantenimiento de las 3 piletas y de la iluminación del complejo. Quieren habilitar las piletas a partir del 1 de diciembre.


En el Kayak Club San Juan, que está aguas abajo del paredón del dique, Marcelo Pickenhayn dio a conocer que la inversión para la temporada ronda los 500.000 pesos, que están destinados al arreglo de parrilleros, reparación del sistema eléctrico, ampliación de un quincho e incluso adquirieron una balsa para la práctica de rafting en las aguas del río. Para esta temporada también habrá alquiler de kayaks y de equipos para practicar esa disciplina. Y funcionará una cantina en la que se podrá consumir platos especialmente preparados.

Además de las opciones sólo para los socios y los invitados, como en los casos del Club Náutico y del Club de Vela y Remo, no faltará la opción gratuita en el espejo de agua, que será Playa Hermosa, a cargo de la Municipalidad de Ullum. Según informó el intendente Leopoldo Soler, la intención es que esta temporada el acceso al sector esté completamente pavimentado y habrá alquiler de caballos, bicicletas y kayacs, con todo el complejo iluminado para que incluso se puede utilizar durante la noche.

Otro club que se prepara es Bosque del Dique, según informó Ricardo Ortiz, con piletas y parrilleros reacondicionados.

Los clubes Náutico y de Vela y Remo son sólo para socios, que pueden llevar sus invitados.

Como ocurre todos los años, los socios del complejo de la UNSJ no pagan para ingresar.

La seguridad, la prioridad

La seguridad de los bañistas será una cuestión fundamental para la próxima temporada, al punto que quienes quieran bañarse en las aguas del dique tendrán sectores perfectamente delimitados con áreas boyadas en los clubes, que serán supervisadas por guardavidas debidamente autorizados. Sólo se podrá ingresar al agua en determinados horarios y en las zonas que estarán perfectamente identificadas. Prometen sanciones a los infractores. También habrá zonas para circulación de las embarcaciones y en particular de las motos de agua, para evitar accidentes. Las medidas regirán también para Playa Hermosa.