El Departamento de Agricultura de los EEUU suspendió por 60 días la regla que permitía importar limones argentinos. Así lo indicó a través de un comunicado difundido por el Servicio de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos(APHIS/USDA). 

 

La apertura de este importante mercado para la Argentina, principal productor mundial del cítrico, había llevado meses de negociaciones entre el gobierno argentino y la administración de Barack Obama. Aquel destino comercial estaba cerrado desde septiembre de 2001.

 

"El Servicio de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, conforme a la dirección de la Casa Blanca del 20 de enero de 2017, publicó una suspensión (stay) por 60 días sobre su regla final para permitir laimportación de fruta fresca de limón del noroeste de Argentina a los Estados Unidos continentales, que fuera publicada el 23 de diciembre de 2016", indicó la autoridad agrícola de los EEUU. "Esta suspensión será enviada al Registro Federal el 23 de enero de 2017", agregó el APHIS.

 

Fuentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) argentino indicaron a Infobae que "oficialmente lo que se está haciendo por parte del gobierno de EEUU es una revisión de los acuerdos firmados por el gobierno de Barack Obama en los últimos meses, pero no es una medida en contra de la Argentina ni exclusiva, sino que abarca a todos los países y productos involucrados en recientes convenios similares".

 

El pasado 21 de diciembre, el Departamento de Agricultura norteamericano había anunciado la publicación en el Registro Federal estadounidense de la norma final de autorización de las importaciones de limones del noroeste de Argentina hacia ese país. Hace un mes, el presidente Mauricio Macri sostuvo que la decisión del Gobierno de los Estados Unidos de autorizar la importación de limones procedentes de la Argentina fue una demostración de "la seriedad y la confianza que podemos generar" como país.

 

Pero el cambio de rumbo político en los EEUU, con la asunción del republicano Donald Trump y sus anunciadas políticas proteccionistas, ponen en duda la puesta en práctica de esta autorización para los limones nacionales.

 

La medida es perjudicial para las economías regionales del Noroeste argentino, en particular de Tucumán. El gobernador Juan Manzur había calificado al vía libre estadounidense como un hecho "histórico " y un "hito que marca un antes y un después con lo que tiene que ver con el trabajo, la producción y el bienestar de los tucumanos, que emplea a más de 50.000 personas de manera directa y en mano de obra intensiva".

 

Fuente: Infobae