Un youtuber ruso fue a fondo con tal de conseguir seguidores y views en las redes sociales. El joven decidió congelar a un pez con nitrógeno líquido para entreneter a su audiencia.

 

El video forma parte de una serie donde Dmitry Shilov utiliza nitrógeno líquido para congelar cosas. Junto con un amigo, decidieron comprar un pez y llevárselo a su garaje en una pecera. Ahí, con un recipiente lleno de nitrógeno líquido, obraron la estupidez.

 

El nitrógeno hace su efecto y el pez queda completamente congelado. Pero no muere. La crueldad, disfrazada de ciencia, es extrema. Tras convertirlo en un témpano de hielo, los autores del vídeo lo devuelven a su pecera y esperan unos minutos a que vuelva a su temperatura normal y se reanime. Tras su absurda proeza, Dimitry y su amigo se disfrazan de buenos samaritanos y devuelven al pez a un lago cercano.