Unas gemelas de la ciudad kazaja de Aktau encontraron una manera inusual de determinar a la ganadora en la final de un torneo infantil de taekwondo, que se celebró el pasado domingo.

Aia y Saya decidieron no pelear, sino jugar a piedra, papel o tijera. Aia tuvo suerte y se llevó la medalla de oro en la categoría de peso de hasta 24 kilógramos.