El celular y un efecto visual de hojas le jugaron una mala pasada a un cliente de un bar que terminó cayendo a las aguas de un canal.

Ocurrió en Nottingham (Reino Unido), cuando el hombre se retiró del local gastronómico. A metros de la puerta, mientras estaba distraído con el celular, quiso atravesar lo que podría parecer un camino repleto de hojas de árbol.

Sin embargo, se trataba de un canal y el hombre cayó al agua. Afortunadamente, varias personas acudieron rápido en su ayuda y lograron sacarlo.

Autoridades locales advirtieron que mucha gente "muere trágicamente cada año" en ríos o canales con agua helada, por tirarse o caer de manera accidental, sobre