El hombre llega, se sienta y mientras habla por teléfono. Mira a un lado, después a otro y se quita la campera. Luego de la misma manera toma un bolso que no es suyo, lo esconde y en treinta segundos desaparece.

 

La escena ocurrió en The Kenton, un bar de Londres, y las imágenes quedaron grabadas en las cámaras de seguridad que los encargados del lugar decidieron difundir para dar con el ladrón.

 

 

El robo ocurrió el viernes a las 19.30 horas. En diálogo con el sitio Verne, Maddie, la encargada dijo que dieron a conocer las imágenes para que la policía pueda encontrar al delincuente más rápido.

 

"En todo el tiempo que llevo aquí solo recuerdo que nos haya pasado una vez, hace ya ocho años", dice la publicación en Facebook.

 

"En esta zona, los bares nos ayudamos los unos a los otros. Si hay una persona que se está dedicando a robar bolsos, quiero hacer todo lo posible para que no suceda en otros locales", apuntó la encargada.

 

Luego, concluyó: "Me enfada muchísimo que pasen estas cosas. Hicimos la denuncia en el mismo momento junto a la víctima del robo. Esperemos que sirva de algo".

 

Fuente: Telefe