La fiesta, que se realizó el sábado pasado en las instalaciones locales de Ink Super Club, contó con la presencia de Federico Bal y en los medios nacionales estalló una bomba cuando se viralizó una imagen que la misma fanática sanjuanina, Melanie Gordillo, colgó en Instagram, muy abrazadita al actor y bailarín, que mostraba una gran mancha de rouge en su labio superior. El rumor de un nuevo amor para el muchacho que compitió por San Juan en el Bailando 2015 y cumplió el sueño de la escuela de educación especial ARA Crucero General Belgrano, fue "el" tema en los medios y portales dedicados al espectáculo nacional. Y ayer, los protagonistas dieron su versión a DIARIO DE CUYO. 


El encuentro en cuestión fue pergeñado por Lucas Sosa Damico, encargado de eventos y presencias del boliche, quien conocía la admiración de Melanie, una de "Las Nenas de Ink" - como se hacen llamar las promotoras del complejo- desde hace un año y medio. Pero la incontenible admiración de la muchacha terminó originándole un dolor de cabeza a su ídolo.


Escueto, sin darle mayor trascendencia al asunto, el participante de la nueva edición del certamen de Showmatch dijo que "no hay nada que hablar"; mientras continúa en su plan por reconquistar a Laurita Fernández, la bailarina que decidió romper la relación luego de que se filtraran mensajes entre él y su ex, Flor Marcasoli. Apenado porque la rubia se niega a darle otra oportunidad, Federico fue contundente respecto de lo sucedido en San Juan: "No fue un beso".


"Fue una chica que se me colgó y me quiso robar un beso, le corrí la cara a tiempo y nada más", expresó a este medio, y si bien, en algunos portales de Buenos Aires se explayó un poco más sobre la circunstancia; su versión fue la misma.


Por su parte, la fan reconoció su devoción hacia Fede. "Me gusta mucho, desde 2015, cuando empezó con Laurita en el Bailando. Me gusta su sonrisa, él, todo... Yo viajo mucho a Buenos Aires porque tengo una prima allá y cuando vino a cumplir su sueño no pude estar para ir a verlo. Esta es la primera vez que lo ví en persona", recordó, conmocionada por la trascendencia de su "touch' con el artista. 


Melanie relató que ella colgó la foto en Instagram al día siguiente, sin pensar en la polémica que eso produciría. Apenas transcurridas "unas horas", le llegó un mensaje de una chica de Buenos Aires diciéndole: "La foto se viralizó".


"Me lo tomé con gracia. Después el club de fans también compartió la foto. A partir de ahí, empezaron a ponerle 'me gusta' y a seguirme. No lo puedo creer, hasta medios nacionales me están llamando", agregó.


¿Cómo fue el acercamiento? Melanie contó que cuando cumplió 19 años, el domingo 18 pasado, sus compañeros del bar le dijeron que el sábado 24 iba a recibir una gran sorpresa y sin poder guardar el secreto, le dijeron que se trataba de su ídolo.

Yo le di el beso y él no se prestó a seguirme pero tampoco se molestó,eh. Había chicas que lo tocaban y eso sí le molestaba.De mí, no dijo nada". Melanie Gordillo


"¡Pensé que era una joda! Pero cuando lo vi, me quedé helada", dijo quien se encuentra terminado el secundario en la Escuela San Martín, es modelo -si bien dejó la agencia en la que trabajaba, retomará muy pronto- y quiere ingresar a Gendarmería al terminar sus estudios. Ansiosa, la muchacha esperó el arribo de Fede Bal toda la noche y cada minuto fue una eternidad para ella.


"Cuando llegó Lucas, me lo presentó y le dijo: 'Esta es la chica de la que te conté'. Él se acercó, yo lo abracé y estuvimos varios minutos así. Yo le hablé al oído, le conté lo que me pasaba y le di un beso. Después, lo volví a abrazar, ahí nos sacamos una foto y después nos encontramos unos minutos en la oficina donde hablamos un ratito y me fui", evocó sobre todos los detalles de esa velada que vivió, tan "especial" que confesó que estuvo "algo shokeada" y debieron convidarle un caramelo para que no se desmayara.


"¿Si quería que pasara algo más? Si se hubiese dado, claro!. Pero alcancé a darle un beso. Es cierto lo que dice él, yo le di el beso y él no se prestó a seguirme, pero tampoco se molestó, eh?... Había chicas que lo tocaban y eso sí le molestaba. De mí no dijo nada. Por eso creo que lo tomó a bien. Por supuesto, que quiero aclarar que no somos novios ¡Fue todo muy loco!", manifestó Melanie, aún en las nubes por ese sello de lápiz labial que dejó en su príncipe azul. Y aunque para él haya sido un episodio que tuvo que salir a justificar y desmentir, para ella fue un sueño hecho realidad.

 

 ¡Qué

noche Teté! Tres postales de Melanie, la fan; junto a su ídolo, durante el acto de presencia del actor en el boliche sanjuanino.  <

/figcaption>

"No hay nada que habl

ar". "No fue un beso". "Fue una chica que se me colgó y me quiso robar un beso, le corrí la cara a tiempo y nada más". Federico Bal