La oscuridad es la aliada para sentir lo real. El espacio sin luz, los espectadores y los actores, juntos conformarán un mundo sin límites para vivir, desde otra perspectiva, la acción teatral. Una experiencia sensorial novedosa, donde lo único que no está permitido es la vista. La compañía del Centro Argentino de Teatro Ciego: "Lo que ves cuando no ves", vuelve a San Juan para ofrecer el espectáculo "Un viaje a ciegas", dirigida por Martín Bondone y conformada por el elenco de actores ciegos que invita a vivir el teatro en otra dimensión. Se desarrollará con dos funciones el próximo viernes 16 de marzo en la Sala Z de la Fundación IOPPS. (ver Dato)


El teatro ciego consiste en una técnica que facilita las capacidades sensoriales de manera individual para cada integrante de la platea. No se trata de un teatro "de" o "para" ciegos, sino de y para todos ya que permite la empatía y un ambiente de igualdad total, borrando así diferencias entre las personas que se producen por la percepción visual y los preconceptos. Es por ello que la obra trabajará el espacio en la estimulación de los sentidos no visuales, tanto de los actores como de los espectadores.

>


Después del primer paso exitoso por San Juan con el espectáculo realizado en el Museo Franklin Rawson (en 2014) con la obra "Luces de libertad" -de la mano de Fundación OSDE- quedó pendiente la invitación para regresar. En esta ocasión, la propuesta de "Un viaje a ciegas", es la historia ambientada en un típico bar porteño del pasado, los personajes que se encuentran en el lugar, recordarán sus mejores anécdotas que estarán conectadas con una ciudad o un lugar determinado, al trabajar con diferentes efectos sonoros, musicales y aromas, la acción teatral generará momentos singulares como si se tratara de un viaje imaginario en el interior de cada participante. Este espectáculo, que dura unos 70 minutos, participó de numerosas giras nacionales e internacionales, con intervenciones en Chile, México, España y Bolivia.


El coordinador general del Centro Argentino de Teatro Ciego, Ilan Brandenburg, dialogó con DIARIO DE CUYO y explicó en qué consiste esta experiencia: "Llevamos más de diez años trabajando en este espectáculo que es único en el mundo. La obra se presenta en un espacio totalmente oscuro, recrea ambientes, mediante aromas y sonidos, música en vivo y el manejo del espacio. No se usa escenario y es el espectador quien completa la obra en la mente. Todos estamos en igualdad de condiciones y eso genera un impacto especial, se entra en otra dimensión, quizás genere un poco miedo y ansiedad, pero es una experiencia sumamente controlada y placentera. Provoca gracia, alegría, humor, cada sensación es introspectiva y cada uno la percibe de manera diferente", detalló.

>


Mediante recursos técnicos, el sonido que se genera es envolvente, gira alrededor de uno y plantea un entorno virtual. Las actuaciones son en vivo y sin micrófono, el manejo de planos sonoros, la sensación del desplazamiento en un espacio infinito, son características que sólo la oscuridad permite.


"El resultado es sorprendente, porque es la memoria la que nos lleva a trasladarnos a otros lugares. La obra puede tener críticas, puede gustar o no gustar, pero sí mueve y conmueve", afirmó el coordinador.

>


La compañía comprende actualmente un enorme staff de 80 personas, que logran agruparlos en varios equipos de gira para presentar espectáculos en distintas ciudades del país y del exterior.

>


"Lo bueno de estas giras por las ciudades fuera de Capital Federal es la respuesta del público. Es hermoso contar con las reacciones, que está predispuesto a disfrutar, entiende nuestro esfuerzo, participa mucho, hace devoluciones, interactúa y cantan los temas con nosotros y las respuestas son diferentes en cada lugar que nos presentamos", contó Brandenburg.

>


DATO


"Un viaje a Ciegas", presentado por Teatro Ciego, estará el 16 de marzo en Sala Z a las 20,30 y 22,30. Entradas generales: $300. Venta anticipada en boletería Pedro Echagüe 451 oeste y en www.teatrociego.com.

 


Para sentir sin mirar


Antes de ingresar a la sala oscura, el público será recibido por miembros del Staff de Teatro Ciego, se realizará una pequeña introducción, se pedirá que se apaguen los celulares y se comentará brevemente las características del espectáculo de forma amena y con toques de humor. Para ingresar a la sala, los espectadores deberán formar una fila tomándose de los hombros. Luego ingresarán de a grupos guiados por un miembro del elenco. Se los ubicará en sus asientos indicándoles cada uno de los movimientos que deberán realizar. Todo este proceso será realizado en completa oscuridad. Cada espectador deberá utilizar su imaginación ya que no sabrá cómo es el espacio, dónde está ubicado ni de dónde vendrán los estímulos. El propósito es aprender a explorar situaciones y emociones a través de los sentidos no visuales.