Aguas Andinas, proveedora de agua potable en Chile, se declaró en alerta tras el derrame de petróleo en la cuenca del río Mapocho, que cruza de este a oeste la región Metropolitana en la capital del país.


La empresa explicó que la emergencia se produjo por el vuelco de un camión que transportaba cátodos de cobre a unos 22 kilómetros del centro de Santiago, donde se ubican las plantas de producción de agua potable.

 

Según informó Aguas Andinas, están monitoreando las condiciones del río a través de su sistema de sensores y un equipo de expertos toma muestras desde la madrugada, reportó la agencia Ansa. 

 

Asimismo, advirtió que si "si encuentran rastros de petróleo, se deberá paralizar la producción en las plantas de agua potable hasta que las condiciones del río se restablezcan".

 

En caso de producirse la paralización de los trabajos, la empresa aseguró contar con un sistema de respaldo que le permitirá abastecer a sus clientes con agua potable producida en sus plantas