La Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de Estados Unidos convocó ayer a declarar en condición de testigo al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, por el traslado indebido de datos de unos 50 millones de usuarios a una consultora británica vinculada a la campaña electoral de 2016 de Donald Trump.

En Washington, los legisladores de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes consideraron que "como presidente de Facebook, (Zuckerberg) es el testigo indicado" para dar "respuestas a los estadounidenses". "Estamos deseando trabajar con Facebook y Zuckerberg para acordar una fecha y una hora en el futuro próximo para una audiencia ante el comité", señalaron en un comunicado conjunto el presidente del comité, el republicano Greg Walden, y el líder de los demócratas en ese grupo, Frank Pallone.

La consultora británica Cambridge Analytica, contratada por la campaña electoral de Trump en 2016 por más de 6 millones de dólares, presuntamente utilizó información de los usuarios de Facebook para construir un programa informático destinado a predecir las decisiones de los votantes e influir en ellas.

El responsable de Facebook pidió perdón y admitió que el caso constituye "una gran violación de la confianza" pues "tenemos la responsabilidad de proteger los datos de las personas", reportó la agencia de noticias Efe. En un comunicado previo, Zuckerberg anunció que la firma investigará a "todas las aplicaciones que accedieron a grandes cantidades de información" antes de 2014.