Donald Trump firmó hoy un decreto para dar inicio a la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México, y además congeló fondos para ciudades que se niegan a detener y deportar inmigrantes en situación irregular.
 

 

La construcción del muro es una de las polémicas propuestas por Trump durante su capaña electoral. El presidente de Estados Unidos insiste en que de alguna forma México pagará la obra.
 

"Hemos hablado de esto desde el comienzo'', indicó el mandatario al firmar una de las dos órdenes ejecutivas sobre seguridad fronteriza y migración. Este plan incluye la creación de nuevos centros para detener inmigrantes no autorizados en la frontera sur y la reactivación de un programa federal para agilizar deportaciones.