>

San Martín se durmió y lo pagó caro.   El gol tempranero de Norberto Briasco hizo el partido irremontable desde el inicio y terminó perdiendo de local por  1 a 0 con Huracán.

 


Los tres defensores de San Martín quedaron demasiadas veces mano a mano con el trío atacante de Huracán. Y los extremos -principalmente el ecuatoriano Julio Angulo- preocuparon siempre, más allá de algunas malas decisiones que no le permitieron ampliar la ventaja.

 


En el segundo tiempo Huracán fue inteligente para no defender la ventaja cerca de su arquero y se hizo fuerte en la mitad de la cancha, con Fritzler como abanderado de la resistencia y la presión. Así le cerró los caminos al equipo sanjuanino, donde Pipo Gorosito hizo su debut.