Juveniles. La renovación es total en el Barrio Cabot y Mauricio Escudero tendrá en sus manos un plantel que no supera los 20 años en promedio. Una apuesta fuerte de un club marcado por la humildad.

Hay que tener ganas de jugar cuando ni guantes para los arqueros hay... Hay que tener ganas de jugar cuando apenas tienen 6 pelotas para trabajar con un plantel de 35 futbolistas. Nadie se animaría, nadie. Pero en Sportivo Árbol Verde, esas falencias se transforman en fortaleza y allí anda el Arbolino, preparándose para el comienzo del Torneo de Invierno cuando reciba a Desamparados. Al comando de Mauricio Escudero, el mismo técnico que lo ascendió en 2018, Árbol Verde comenzó su pretemporada el pasado 4 de febrero. Hubo tareas en los médanos, llegó el momento del fútbol y con dos amistosos ya encima (contra Atenas Pocito y Aberastain de Santa Lucía) el equipo del Bicho ya va tomando forma con un sello: la juventud. Un promedio de 19 años es la edad del plantel que entrena en el Camping Parque Norte, con pocas incorporaciones de experiencia como Raúl Carrion, Mauricio Tello, Diego Riveros más los chicos que llegaron como Nahuel Moreno, Juan Castro, Carlos Gómez, Emanuel Uliarte y Carlos Quiroga. Son pibes y Escudero es consciente de la apuesta. Sabe que se juegan mucho pero que este debe ser su momento.


‘Nos sobra humildad. Acá nos arreglamos con lo que hay y de verdad que hacemos milagros. Los arqueros que prepara Duilio Costa no tienen ni guantes. Le ponen todo, pero son elementos necesarios y esperamos conseguirlos antes del debut. Con las pelotas pasa igual. Con apenas media docena, tenemos que estirar los turnos de los trabajos para que puedan hacerlo todos. Pero nadie se queja. Acá, se juega por el amor por la camiseta y a uno como entrenador se le complica exigirles compromiso y responsabilidad cuando no se les retribuye con nada. Pero conmueve ver cómo dejan todo por la camiseta. Acá, en serio, juegan por el amor a la camiseta’.


Se viene el debut con Desamparados y en Árbol Verde saben a qué se enfrentarán: ‘Los chicos saben que el objetivo es quedarnos en Primera. Desde la humildad nuestra apuntamos a eso pero más allá de los resultados queremos otra imagen. En el comportamiento, especialmente. Sabemos que estamos en la lucha de entrada con Carpintería porque los dos ascendimos pero hay un grupo en la parte baja de los promedios que serán los rivales del año para nosotros’.


En la recta final al comienzo del torneo, Árbol Verde jugará un amistoso este domingo desde las 11 contra Atlético Rivera en el Barrio Cabot y para el lunes está programado otra prueba contra San Martín. Así, con muchas necesidades encima pero con el corazón como bandera, Árbol Verde empezó ya su pelea por seguir siendo de Primera. Sin guantes, con las pelotas justas, sin recursos, el Verdolaga ya se metió en su año. Volver a ser de Primera no fue fácil y en el Cabot se preparan para seguir.

Cuerpo técnico. Duilio Costa, Jorge Nuñez, Emanuel Ocampo y Mauricio Escudero conducen al Verdolaga.

El cuerpo técnico


El cuerpo técnico tiene al frente a Mauricio Escudero (DT), estará acompañado por Marcelo González (ayudante), Emanuel Ocampo (prep. físico), Duilio Costa (entrenador de arqueros) y Jorge Nuñez (DT Cuarta División).