Un trámite. Una clasificación que ya estaba escrita antes de jugar por el triunfo de Brasil pero que en la más íntima convicción de Argentina tenía que ser un trámite para terminar primero en el Grupo A. Pero no alcanzó el 7-1 contra Chile para quedarse con la primera colocación y ahora, en el camino en semifinales, el rival será Uruguay -ganador del Grupo B- mañana.

Pero claro, Argentina tuvo que hacer ese trámite contra los chilenos jugando de menor a mayor y recién soltándose en el complemento. Porque primero presionó pero el arquero chileno Samuel Antilén respondió sensacionalmente en las primeras acciones. No se abría el arco hasta que pudo resolverlo Matías Rosa y con el 1-0 se empezó a ver el camino para avanzar sin sobresaltos a otra instancia. Llegó luego el gol de Alamiro Vaporaki y finalmente el 3-0 obra de Leandro Cuzzolino para cerrar ese primer parcial con esa ventaja.

En el complemento, Chile arriesgó más. Presionó y hasta equivocó los caminos porque entró en el roce y en esa, Argentina perdió feo porque Eduardo Villalva se fue expulsado y no podrá jugar contra Uruguay, con todo el peso que su calidad implica.

Pero Argentina se bancó esa desventaja de jugar con uno menos y no le dejó conversión a los chilenos. Ya con los cinco de vuelta en cancha, los de Giustozzi aceleraron el paso para darle espacio a los goles de Santiago Basile y los tres de Angel Claudino para cerrar el 7-1 que no alcanzaba para sacar de la primera colocación a Brasil, pero que dejaba muy clarito que Argentina es candidato en serio. Que le sobran argumentos y que desde ahora, se viene lo mejor que será la semifinal contra Uruguay primero y luego, la final soñada.

Chile hizo lo que pudo y dejó una pobre imagen perdiendo los cuatro juegos en esta Copa América. Un retroceso en su desarrollo que por ahora está demasiado lejos del nivel que Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina tienen.

Fue un trámite para Argentina. La idea era ser primero del Grupo A pero faltaron goles. Sobró calidad, categoría y oficio para cumplir con el primer objetivo y estar ahora de cara a la semifinal.

 

Uruguay se quedó con el Grupo B


El Celeste venció a Paraguay por 6-4 y es primero. Colombia, eliminado.


Fue un domingo que se tiñó de Celeste en la Copa América de Futsal ya que Uruguay terminó quedándose con la primera posición del Grupo B al vencer por 6-4 a Paraguay que hasta ayer era el líder de la zona, aprovechando además la sorpresiva derrota de Colombia que perdió 6-3 contra Perú y quedó afuera de las semifinales que comenzarán este martes.

En el primer turno de la jornada dominguera fue Perú el que se despidió con victoria de esta edición 2017 de la Copa y lo hizo para amargar a Colombia que desconocida terminó cayendo por 6-3 y quedando al borde del abismo de la eliminación, sabiendo que necesitaba de un triunfo de Paraguay para pasar. Carlos Morel, Hugo Barrantes, Martín Herrera, Xavier Tavera en dos ocasiones y Marcos Canto marcaron los goles Incaicos, mientras que Jorge Cuervo y Felipe Echavarría descontaron para Colombia.

En el segundo turno y sabiendo que ambos pasaban con empatar, Uruguay no quiso correr riesgos y empezó ganando bien temprano sobre Paraguay que decidió rotación y algunos cambios en su formación inicial. 

La Celeste no perdonó y con los goles de Gabriel Palleriro, Ignacio Ataídes, Ignacio Salgués, Richard Catardo y los dos de Alexander De los Santos aseguró su clasificación. Mientras que Paraguay descontó con tres tantos de Wilson Veiga y otro de Richard Rejala. Uruguay enfrentará el martes al segundo del Grupo A, mientras que Paraguay se cruzará con el primero de esa zona. Un cierre de grupo en el que la gran desilusión y el café más amargo fue de Colombia que perdió el partido que no debía perder ante Perú.

 

La gente se puso la camiseta


Esta Copa América de Futsal se fue metiendo en la piel de los sanjuaninos que conforme fueron pasando las jornadas asumieron que era la Selección nacional, la campeona del mundo la que estaba de local. Y así, jornada a jornada, la identificación con el equipo de Giustozzi fue progresiva hasta llegar al aliento incondicional.

Contra Brasil fue a cancha llena, contra Chile hubo menos respuesta en asistencia pero mucho más efusividad para hacerle sentir a los trasandinos una rivalidad que mucho no se explica. Pero es ganar, ser el mejor y los sanjuaninos saben que Argentina está buscando el campeonato desde que pisó suelo sanjuanino. Ahora se viene lo mejor. Las semifinales, la final donde todos quieren verla y el Cantoni se prepara para dos jornadas inolvidables con un marco sensacional donde Argentina será más local que nunca.