Una vez más en lo que lleva transcurrido el Mundial, los fanáticos argentinos organizaron un banderazo en el corazón del mercado antiguo Souq Waqif, alrededor del emblemático Pulgar Dorado, y calmaron su ansiedad por la decisiva presentación del equipo ante Polonia con cánticos de aliento y mucho entusiasmo.

La manifestación tuvo un momento de tensión al inicio ya que instantes antes a la llegada del público argentino se encontraban fanáticos de Arabia Saudita, que al ser mayoría, rodearon a los primeros hinchas "albicelestes" y les mostraron sus banderas a centímetros del rostro en actitud provocadora.

Con la llegada de más argentinos, comenzaron a desplazar del lugar a los sauditas, una tarea que terminó de realizar la seguridad privada de la zona.

Los cantos a favor de Lionel Messi, la Selección que ganó en el Maracaná la Copa América 2021 y luego la entonación del Himno Nacional Argentino articularon el repertorio entre aplausos y exaltación.

Uno de los momentos más curiosos fue cuando "El Tula", de 82 años, el reconocido hincha de la Selección Argentina que viajó a Qatar 2022 para vivir una Copa del Mundo como sucede desde Alemania 1974, se levantó de su silla de ruedas para golpear su bombo y arengar con el "Brasil, decime qué se siente...".

A comparación del último banderazo, el día previo al duelo ante México, el mercado tuvo un celoso operativo en sus accesos con agentes por momentos fastidiados con los hinchas.