Corrió como pudo. Armando una bicicleta a último momento, o mejor dicho arreglando la “viejita” y acondicionándola para no dar ventaja ante sus rivales. Leandro Maldonado, más conocido como el “Cabra” en el ambiente biker, volvió al ruedo y se adueñó ayer por la mañana de la 2da fecha del Campeonato Sanjuanino de Mountain Bike y que también marcó el inicio del Campeonato de Rural Bike. El campeón 2016 mostró su chapa en la competencia disputada en La Laja en Albardón y en 1 hora, 51 minutos, 32 segundos completó los 42 kilómetros recorridos, repitiendo el triunfo del año anterior en ese mismo lugar.

Maldonado ya había estado ausente en la fecha inicial realizado hace un mes en la Difunta. En esa ocasión no consiguió que alguien le prestara una bici para competir. Ayer estuvo de vuelta y se notó. Porque de entrada no más apenas el numeroso pelotón partió desde la Gruta de Lourdes de las Siete Vertientes, Maldonado partió de cabeza junto al subcampeón Mauro Berrocal y Julio Brizuela, detrás se prendió Masman.

La Nikizanga en mayo será la 3ra del MTB en mayo y la del Rural en junio en San Martín.

Entre los tres primeros lograron sacarle diferencia al resto pero entrando en el segundo de los cuatro giros que dieron al circuito de 10 kilómetros las categorías competitivas, el “Cabra” puso toda la potencia en sus pedales y le sacó una diferencia a Berrocal en una pendiente, justamente en la bajada posterior, Mauro chocó con una piedra y tuvo que bajarse arreglar el manubrio.

Con eso, Maldonado ya había sacado una diferencia considerable, Berrocal viajaba segundo y atrás los escoltaban Brizuela y Masman. Al final, con la Virgen de Lourdes de fondo, Maldonado llegó levantando los brazos festejando un triunfo especial que sirvió de desahogo, o también puede tomarse como premio a la perseverancia. Un triunfo que despierta la esperanza de poder conseguir el apoyo necesario para focalizarse de lleno sólo en el deporte que ama.

Las demás categorías también dieron su espectáculo. En Sub 23 el ganador fue Andrés Ramírez, en Juveniles ganó Bautista Pacheco, en tanto Emiliano López ganó en Master A1, en A2 lo hizo Alejandro Estevez, en B1 el ganador fue Mauricio Arias, en B2 Esteban De La Torre fue el mejor, en C1 Ignacio Micheltorena fue el mejor, en C2 fue Ricardo Agudo el ganador, entre los Master D ganó José Álvarez. En tanto, en Damas Master A la ganadora fue Yanina Gailléz, en B1 fue Paula López y en B2 Noelia Núñez. En Caballeros Promocionales A ganó Sebastián Buzoneta, en A2 fue Fabián Morales y Tomás Vargas se impuso en Cadetes.

 

“Ojalá Dios me ayude a conseguir una bici”

 


Ni siquiera la enorme alegría de haber cantado victoria en su regreso a la competencia, le quitaba la angustia a Leandro Maldonado de saber cómo seguirá su futuro. El “Cabra” se consagró el año anterior en el Campeonato Sanjuanino corriendo en una bici prestada, y este año a pesar de tener un enorme potencial y contar con el apoyo de Juan Calivar y “All Bike” -equipo al que representa- no logra llegar a su bici propia y eso le termina pasando factura.

Como no pudo estar para la primera fecha, se las ingenió para armar su bici con materiales que sus amigos bikers le dieron y con esa “viejita”, tal como él la denomina, fue el mejor entre los casi 300 bikers que disputaron la fecha en “La Laja”. “Estoy muy contento, volviendo al ruedo. Hace tres semanas que empecé hacer mountain.

Ahora armé la vieja que tenía y anduvo bien, rabié un poco con el plato porque se me salía la cadena pero por suerte me pude quedar con el triunfo. Ojalá Dios me ayude a conseguir una”. Esa falta de apoyo lo preocupa porque termina dando ventajas ante el resto.

Ya presentó una solicitud de subsidio en la Secretaría de Deportes y se ilusiona con que la respuesta llegue, por lo pronto le apunta a seguir entrenando de la misma manera para hacer la diferencia en la parte física. “Al no tener una bici de competencia tengo que entrenarme exigiendome aún más, porque sino se hace muy difícil. Esta es una bici de gama media, pesa poco más de 12 kilos cuando una de competición está entre los 8 o 9 kilos, entonces se nota la diferencia en una subida por ejemplo. Cuesta, sí, pero por lo menos ésta no me abandona”, contó señalando a su bicicleta.

 

BIKER Y EXCOMBATIENTE



Slobodjanac corrió por Malvinas



En el alma. Ahí guarda los recuerdos de lo que significó Malvinas en su vida. Sergio Slobodjanac compitió ayer pero no pudo evitar recordar el combate del que fue parte.


Si el 2 de abril es una fecha que cala en lo más profundo a cualquier argentino, para ellos, los excombatientes de Malvinas, representa mucho más. Por eso, ayer no resultó un día más para Sergio Slobodjanac, quien formó parte de esa Guerra allá por 1982 y ayer, al conmemorarse un nuevo aniversario de esa gesta, el biker lo hizo haciendo el deporte que representa su cable a tierra.

Con la emoción que se reflejaba en su rostro y la voz entrecortada por momento, el biker expresó: “Cada 2 de abril es un día raro, muy raro. Éramos muy jóvenes y tuvimos que ir a defender algo que quizás ni sabíamos que existía, el país nos puso en ese escenario y nosotros dimos lo mejor. Son sensaciones raras las que se presentan cada año”, contó el excombatiente.

“Es triste recordarlo porque el país no ha hecho un análisis real de la situación, duele que haya tanta pelea entre excombatientes por un reconocimiento que no existe. Yo pertenecí a la Fuerza Aérea y nuestros pilotos fueron clave en esa guerra, a mí me tocó estar en la base aérea y no pisé Malvinas pero lógico que todos formamos parte de esa guerra”, siguió.

Sobre cómo continuó su vida después de Malvinas, Sergio contó: “Todavía no sé si hago el clic, pero por lo menos pude superarlo aunque hay compañeros que no pudieron. De mi camada Alejandro Tellez se suicidó, siempre lo recordamos”, expresó. “Hoy estoy acá, haciendo lo que más me gusta, en este día corriendo por Malvinas” cerró.

 

LUCHA CABEZA A CABEZA




Una piedra complicó a Mauro y terminó segundo



 

Combativo. Mauro Berrocal a pesar de quedar segundo en el segundo giro
por un desperfecto, siempre dio pelea.


Siempre son los animadores de la carrera. Mauro Berrocal y Leandro Maldonado hacen saber que entre los dos estará la pelea por el campeonato. Berrocal que venía de ganar en La Difunta, sufrió un desperfecto en el segundo giro que lo retrasó: “Fue una carrera dura pero linda.

Cuando entramos en la segunda vuelta en la subida empinada, el “Cabra” me hizo la diferencia, yo iba mal, no me sentía en plenitud. Y en la bajada le pegué a una piedra y se me trabó el manubrio, ahí todo cambio porque perdí tiempo. Leandro estaba mucho mejor que yo”, analizó Berrocal.

 

MUY CONCURRIDA



Una fecha en conjunto que aprobó exitosamente

 

Poblado. Los seguidores pudieron apostarse en todos los rincones del circuito por la fácil accesibilidad. 


La fecha disputada en La Laja fue un éxito. Tanto en organización, como en el numero de competidores y también en concurrencia. El circuito de 10 kilómetros que fue recorrido en una, dos, tres y cuatro ocasiones según cada categorías resultó atractivo para los bikers y también para el público que pudo observarlo en plenitud. La fecha fue válida por la 2da del sanjuanino de mountain bike y significó la 1ra fecha del certamen de rural bike, que si bien son modalidades distintas, se presentó como un buen atractivo para los amantes de las ruedas gordas.

 

Circuito técnico y demasiado “rural”




El rural bike presentó un circuito demasiado técnico en La Laja. Las lluvias de los días anteriores dejaron los terrenos óptimos para que la competencia se desarrollara con total normalidad. Por eso los bikers ya se preparan para la 2da fecha que se disputará en San Martín en el mes de junio, la tercera será en agosto en Mogna y cerrará en octubre en el Médano de Oro.

 

El clásico infaltable de cada carrera



 

Nunca puede faltar al cierre de cada competencia. Ayer, Carlos Ortiz padre fue el designado para oficiar de asador y tener el amuerzo listo cuando los bikers terminaran la prueba. Carlitos Ortíz hijo, Esteban De la Torre, Roberto Domen y Eduardo “El Rayo” Zumel fueron los agasajados por el mayor de los Ortíz.