El futbolista Ricardo Centurión no será sancionado por Boca Juniors como consecuencia del video difundido en las últimas horas, en que se lo ve con intención de pelear con alguien a quien no se identifica.  

 

El director técnico, Guillermo Barros Schelotto, había dialogado minutos antes con el jugador y tiene constancia de que, en contra de los trascendidos, no estaba alcoholizado.  

 

En cuanto a la persona con quien Centurión daba muestras de querer pelear, no está claro si se trató de un compañero o de alguien ajeno a la delegación que había viajado a Mar del Plata, antes de jugar con River.  

 

 

La versión más verosímil indica que el jugador reaccionó contra un compañero de los de mayor edad que le reprochó algún comportamiento.   El episodio tuvo lugar en el hotel Costa Galana, en los primeros minutos del viernes 27 de enero, día previo al partido que Boca perdiera frente a River Plate 2-0.  

 

Barros Schelotto había concedido a los jugadores libertad de acción desde las 18 hasta las 24 del jueves 26 y al regreso de Centurión se produjo el incidente que, de acuerdo con la evaluación del cuerpo técnico, no revistió envergadura como para que se sancione a ningún jugador, postura avalada por la dirigencia.  

 

Por otra parte, el hotel Costa Galana, a través de un comunicado, afirmó que su personal no se involucró en la difusión de las imágenes y desmintió un trascendido según el cual un empleado había sido despedido como consecuencia del episodio.