El ciclista italiano Stefano Oldani (Alpecin-Fenix) logró el triunfo en la decimosegunda etapa del Giro de Italia, con salida en Parma y llegada en Génova tras 204 kilómetros, siendo el más fuerte en 'la fuga de la fuga' en un día largo a marcha rápida en el que el pelotón principal llegó a más de 9 minutos, con el español 'Juanpe' López (Trek-Segafredo) todavía líder. En ese grupo, integrado por 104 pedalistas, arribó, en el puesto 92, el argentino Eduardo Sepúlveda (Drone Hopper - Androni). Mientras que Maximiliano Richeze (UAE Emirates), cruzó la línea de meta en la posición 155, a 19m40s, del ganador de ayer.

Stefano Oldani se marchó junto a Lorenzo Rota (Intermarché-Wanty-Gobert Matériaux) y Gijs Leemreize (Jumbo-Visma) desde la escapada buena del día y, en la lucha a tres, fue Oldani, de 24 años y en su primera temporada en el Alpecin-Fenix, quien sacó mayor rédito.

'Juanpe' López y su Trek-Segafredo jugaron bien sus cartas. Primero, trabajaron para ayudar a anular una primera fuga y luego, cuando los más de 20 escapados sí tuvieron el visto bueno, trabajaron para que la distancia estuviera sobre los 5 minutos.

La presencia de Wilco Kelderman o Lucas Hamilton en esa fuga, a 11:02 y 11:56 respectivamente del sevillano, era un peligro latente pero, por otro lado, Mollema podía optar a un triunfo de etapa. Al final, algo más de 9 minutos perdidos pero con la sensación de tener todo controlado.

Hoy, la etapa 13 partirá de Sanremo y llegará a Cuneo tras 150 kilómetros, y con sus 1.450 metros de desnivel acumulado y un recorrido con altibajos propicio para rodadores.