Más allá de que desde lo deportivo no se pudo lograr el gran objetivo que era la Champions League, la llegada de Lionel Messi al París Saint Germain sí le significó al club una gran ganancia desde lo económico: la Pulga impulsó los ingresos procedentes de los patrocinios: fueron al menos 300 millones de euros en la temporada 2021-2022, un récord en la entidad. Se calcula que, al cierre del ejercicio de la temporada 2021-2022, los ingresos totales alcanzarán los 700 millones de euros, cerca de gigantes europeos como Real Madrid y Barcelona.

Gracias al impacto del fichaje en agosto de 2021 de Messi -siete veces ganador del Balón de Oro-, el PSG mejorará un 13% sus ingresos de patrocinios y productos derivados de esta temporada que está a punto de finalizar en relación al 2020-2021. Los entre 300 y 310 millones estimados por patrocinios mejorarán además los 295 recaudados en la temporada 2018-2019, los mejores de la historia del equipo, cuando aún no había aterrizado Messi, pero sí estaban tanto Kylian Mbappé como Neymar.

La llegada de Leo al PSG atrajo al menos una decena de nuevos patrocinadores: marcas de moda, Dior y GOAT; de la automoción, Autohero; del mundo de las criptomonedas, Crypto.com; del de los repartidores, Gorillas; de las bebidas naturales, Smart Good Things; de los refrescos, la energética Volt y Big Cola; del agua, Sports Water; y de las apuestas en internet PlayBetR. Mientras que el contrato con Nike sigue en vigor (hasta 2032 a cambio de 75 millones al año por vestir al equipo), los derechos de televisión de la liga francesa siguen sin despegar, muy lejos de las ligas más poderosas de la actualidad como son las de Inglaterra o España.

El crack rosarino, junto a todo el plantel del PSG, está en Qatar haciendo diversas obras benéficas.

Según L'Équipe, esos derechos se quedarán por debajo de los 200 millones de euros, ligeramente menos que en la 2020-2021, en parte por culpa de la eliminación precoz del PSG en la Liga de Campeones (octavos de final ante el Real Madrid). Es que fue un impacto que complicó en parte los dividendos que se esperaban obtener.