El 10. Claudio Mosca buscó ser uno de los líderes del equipo en cuanto a creación y llegada. El volante, que lució la camiseta número 10, tuvo la chance más clara con un cabezazo que se fue por encima del travesaño.

 

La Copa Argentina le sigue siendo adversa a San Martín. Pasan las ediciones y el resultado es negativo. Ganar en este torneo seguirá siendo una deuda pendiente luego de la derrota de ayer en Buenos Aires. Perdió 4-3 por penales (ver aparte) ante Brown de Adrogué en su estreno por los 32vos de final, luego de haber empato 0-0 en tiempo reglamentario.

Fue el primer partido oficial del semestre para el verdinegro, a la espera del inicio de la Superliga dentro de tres semanas. Y si bien está en su etapa de afirmar conceptos y darle identidad a una alineación fija, ayer en el estadio Francisco Urbano de Morón, mostró que todavía le falta rodaje y un mejor juego asociado.

Carecer de profundidad fue su mayor déficit y se notó. Porque si bien tuvo la pelota en casi todo el partido, herir al rival que milita en la B Nacional no lo consiguió. No obstante, tuvo virtudes para destacar como el central Juan Rodríguez, siempre bien parado, ganando en el fondo, y jugando con categoría y la tranquilidad en un puesto que un error se paga. El refuerzo que llegó de Almagro sacó chapa para estar en el equipo ideal.

Un escalón atrás estuvo la entrega constante de Gelabert en el centro de la cancha y el cambio de ritmo de Nazareno Solís, más allá que poco pudo aplicarlo.

San Martín buscó jugarlo, presionó, tocó, pero le faltaron argumentos para consolidar la propuesta. Castillejos, el hombre de área, debió retroceder y jugar fuera de su sector y con eso las chances de gol se diluyeron.

Apenas dos remates al arco tuvo. A los 31", Gelabert le dio de media distancia y sobre los 42", cayó el cabezazo de Mosca, con ambos intentos desviados.

Mientras que en el complemento la propuesta fue similar, que al carecer de peso ofensivo marcó un deslucido desempeño de San Martín, que tuvo para ganarlo en los penales, pero erró en los decisivos y volvió a quedarse afuera de la Copa Argentina.

 

 

Definición: no alcanzó con la atajada de Ardente

 


La definición por penales largó muy favorable para San Martín porque acertó los cuatro primeros (Castillejos, Mosca, Ardente y Grahl) y Ardente (foto) se lució atajando el cuarto tiro de Brown (a Ruiz Sosa, antes convirtieron Olivares, Stegman y Garate). Pero en el último tiro, el que lo ponía al Verdinegro en 16vos de final y le garantizaba un premio de 560 mil pesos por pasar de fase, lo falló. Magnín disparó y Ríos atajó. Ortíz igualó la serie y en el mano a mano Bravo remató por encima del travesaño y Lamas acertó para el triunfo 4-3 de Brown.

 

Más de 500 hinchas lo alentaron

 


La larga espera por ver a San Martín se plasmó ayer en la popular del estadio Nuevo Francisco Urbano. La Copa Argentina brinda la posibilidad que simpatizantes de ambos equipos puedan asistir (lo que está prohibido en la Superliga) y ayer más de 500 hinchas del equipo verdinegro estuvieron alentando al equipo.

Con banderas, bombos y globos, pintaron de verde y negro una de las cabeceras que era el único sector habilitado y por el que debieron abonar 350 pesos. Así, lejos de San Juan, el equipo estuvo acompañado pese a la derrota.