Lucha y sueña. Obras consiguió un triunfo importante ante Bolívar, que puede ser clave para la continuidad de la serie. Los sanjuaninos lograron ganarle a Bolívar por segunda vez en la temporada; de hecho el Celeste sólo suma esas dos derrotas en lo que va de la Liga.

Ya dejó en el camino al campeón UPCN y ahora se ilusiona ante el subcampeón Bolívar. Obras San Juan Voley se levantó de la dura caída del viernes, se sacudió el polvo y con toda la actitud salió a jugar la revancha ante Bolívar. Y en una verdadera muestra de carácter y buen juego, el equipo sanjuanino superó de visitante al Celeste y logró igualar la serie de la final de la Liga de Vóleibol Argentina. 

Fue un dramático 3-2 para Obras, que se impuso con parciales de 25-23, 13-25, 29-27, 25-22 y 15-13 y ahora traerá la serie a San Juan. Por eso se permite soñar, porque tendrá dos partidos en el Aldo Cantoni y buscará aprovechar la localía para poder dar la vuelta olímpica ante su gente, lo que conseguirá en caso de obtener dos victorias más. El próximo choque será el jueves, a las 21; mientras que el sábado volverán a verse las caras desde las 19, también en el Cantoni.

De visitante. Jesús Herrera ataca ante Lucas Ocampo y Agustín Loser. Los sanjuaninos sacaron pecho en el República de Venezuela.


Fue un partido digno de la final, lejos de aquel del viernes. Obras salió con intensidad a jugar desde la primera pelota y Bolívar quiso aplicar el rigor del partido previo, con el sistema de saque y bloqueo que tan buen resultado le había dado. Pero el Obras de ayer no era el mismo y le dio al rival de su propia medicina.

Jesús Herrera fue letal en el ataque y lastimó con su saque. Los conducidos por Juan Manuel Serramalera ganaron con solidez el primer set (25-23) y se levantaron del segundo tras caer 25-13 (la diferencia más amplia en la serie pues en el primer partido perdió un parcial por 25-14). Así, en un intercambio de potencia ofensiva y buen volumen de juego de ambos equipos, los sanjuaninos se adelantaron tras imponerse 29-27 en el tercero y superar que su capitán salió lesionado.

Bolívar, empujado por su gente, forzó el tie break al vencer luego 25-22 y parecía que se lo llevaba en el quinto capítulo. Y es que estuvo a dos puntos de sumar el segundo partido de la definición: 13-11. Sin embargo, Obras no estaba dispuesto a bajar los brazos y pese a estar con la soga al cuello, sacó a relucir su carácter y empató en 13. Siempre con el tremendo saque de Herrera, que metió dos aces consecutivos, los sanjuaninos sellaron la victoria, silenciaron al estadio República de Venezuela, incluido a Marcelo Tinelli en el palco, y ahora se ilusionan con definir en casa.

Las claves

Máximos anotadores

Jesús Herrera y Yadrian Escobar, los opuestos de Obras y Bolívar, respectivamente, lideraron los ataques de sus equipos. Mientras que Herrera sumó 27 puntos y fue el máximo anotador del encuentro, su compatriota acumuló 22.

Saque y bloqueo

Obras mejoró sustancialmente en saque y bloqueo con respecto al viernes, aunque Bolívar de todas maneras tuvo números más altos. Así, el local sumó 13 puntos de saque y Obras 6; mientras que en bloqueo el Celeste marcó 9 y los sanjuaninos, 8.

Los errores

Obras fue más prolijo y cometió menores errores que su rival; de hecho generó 7 puntos menos que Bolívar en ese aspecto. Así, Obras le dio 30 puntos por errores al local, mientras que el Celeste le entregó a los sanjuaninos 37 tantos.

Alegría total. Los jugadores y el cuerpo técnico de Obras festejaron junto a los hinchas que viajaron a San Carlos de Bolívar para alentarlos. Desde un extremo del estadio (a la derecha) alentaron todo el tiempo.

Preocupación por la lesión de Quiroga

En el tercer set y cuando Obras había conseguido adelantarse en el marcador, el capitán Rodrigo Quiroga saltó conformando un triple bloqueo, en una acción habitual de juego. Sin embargo, al caer, se lesionó el tobillo y encendió la preocupación en el club sanjuanino.

La articulación del experimentado jugador se dobló de manera dramática por el propio peso del cuerpo y entonces Quiroga quedó tendido en el campo de juego.

Lesionado. Rodrigo Quiroga se retiró lesionado. El punta, hasta el tercer set, había sumado siete tantos.

Inmediatamente fue atendido por los especialistas del cuerpo técnico del equipo, que lo asistieron allí mismo y lo retiraron segundos después con dificultad. Ya en el banco de suplentes, le inmovilizaron el tobillo y por ende ya no pudo ingresar a jugar nuevamente.

El jugador será sometido a estudios médicos y el cuerpo técnico esperará luego la evolución de la lesión para determinar si podrá estar presente el jueves, en el próximo partido. Ayer, en tanto, Quiroga fue reemplazado por Ignacio Spelt.