Que el Bicentenario le es adverso a San Martín quedará únicamente para las estadísticas, porque ayer cayó 2-1 frente a Boca por su pobre producción futbolística. Con oficio el xeneize lo superó y hasta pudo golearlo pero pecó de efectividad, simplemente porque el verdinegro viene siendo en este 2017 un equipo al que con poco se lo supera. Todavía no despega y en las 3 fechas que van del año apenas cosechó 1 punto, lo que lo ubica entre los equipos de final de tabla y al que el promedio del descenso ya le empieza a soplar la nuca. 


San Martín todavía no puede demostrar su idea porque no encuentra su estilo de juego. No lo puede poner en práctica porque resulta limitado en sus recursos. Y ante las 20 mil personas que asistieron al Bicentenario (13 mil de Boca y 7 mil del verdinegro) tuvo lo mejor en los primeros 15 minutos en los que apostó a la salida rápida por las bandas con las subidas y la velocidad de Villarruel y Montagna. Pero fue cuestión que Boca tomara la pelota y en base al manejo y distribución de Gago fue mermando el rendimiento sanjuanino hasta pasar a dominarlo, sin mucho gasto, pero con la experiencia y las limitaciones de San Martín que no pudo hacer sociedades y menos tener tres toques seguidos. 

 

Sin salida. Emanuel Dening busca penetrar en la defensa de Boca ante la doble marca de Juan Manuel Insaurralde y Jonathan Silva (tapado). San Martín volvió a mostrar falencias en su propuesta de juego, careció de ideas para revertir el marcador y cayó nuevamente de local.  

 

El equipo de Pipo Gorosito perdió por sus falencias ya que poco debió preocuparse Boca para sacar adelante el partido que siempre le fue favorable. Y al que le sacó el primer provecho a los 27' del parcial inicial con un remate cruzado de Cristian Pavón, pisando el área grande, para poner la pelota en el ángulo y establecer el 1-0 visitante. Un gol en el que San Martín se quedó dormido reclamando por una supuesta falta sobre Villarruel. 


Antes de abrir el marcador Gago estuvo cerca con el tiro libre cerrado que ejecutó y Ardente sacó y luego con un disparo de larga distancia que cayó en el techo del arco. Mientras que el Verdinegro sólo mostró un jugada de laboratorio con el tiro libre de Gelabert que fue un pase a Villarruel, que se desprendió por derecha, para disparar afuera. 


Los más de 20 minutos que quedaron tras el primer gol de Boca fueron dominados por el conjunto del Mellizo, en base a una buena posesión de pelota, ocupación de los espacios y falta de un conductor en San Martín para ofrecer algo diferente que no sea un pelotazo. 


Y como no pudo quitarle el balón a Boca y menos generarle opciones en su arco, es que para el segundo tiempo Gorosito metió en el ataque a Joaquín Molina en lugar del zaguero Patricio Matricardi, pasó a pararse con un 4-4-2 (largó 3-4-3) para ser más equilibrado, pero volvió a pecar de no tener un conductor ni hombre para parar la pelota y pensar.  


Una falencia que San Martín ha mostrado en lo que va del año, a la que no puede encontrarle solución y que ayer se acrecentó porque no tuvo armas para hacerle frente al xeneize que en el complemento jugó cómodo, sin pasar sobresaltos, siendo el dueño absoluto de la pelota y ampliando el marcador. 


Sólo tuvo una opción clara en el amanecer de la segunda mitad por un error entre Insaurralde y Rossi, que capitalizó Dening, pero definió por encima del travesaño. Lo que vino después fue de Boca y para sentenciar la calurosa tarde en el Bicentenario, porque tras el 2-0 a los 10' producto del gol de Centurión (luego de la asistencia de Benedetto) erró demasiado.  


Por ello San Martín descontó a los 43' cuando Dening peinó el centro de Lugo, aunque no fue un envión para rematar el partido, porque Boca jugó tranquilo y teniendo la pelota para ganar en San Juan y darle otra frustración más al verdinegro. 

 

Bien arriba. Francisco Mattia y Darío Bendetto se elevan para meter el frentazo. El defensor sanjuanino y el atacante xeneize protagonizaron uno de los duelos de la tarde en Pocito.

 

San Martín sigue sin poder ganarle a Boca en el Bicentenario y con el de ayer sumó la tercera caída en igual cantidad de partidos. En el 2012 y 2016 perdió 1-0. 

CLAVES 
 
1 Mejor al principio 
 
San Martín armó sus mejores jugadas en el primer cuarto de hora, con la explosión por las bandas de Montagna y Villarruel, frente a la buena distribución de juego en Boca con Gago.  

2 El gol marcó el camino 
 
Cuando a los 27' Pavón anotó el 1-0 para Boca el partido cambió, porque San Martín no le encontró la vuelta, careció de un conductor y perdió con facilidad la pelota. 

3 Sin lugar a reacción 
 
San Martín buscó ser más equilibrado en el complemento, pero a los 10' Boca anotó el 2-0 y le generó más complicaciones. Logró descontar en el final pero sin resto para empatarlo. 

UNO X UNO 
 
San Martín  


Luis Ardente 5: Su actuación en el arco no influyó en ninguno de los goles.  


Francisco Mattia 5: Anticipó y buscó cortar el juego ofensivo de Boca. 


Patricio Matricardi 4: No tuvo seguridad como último hombre de la defensa.  


Arian Pucheta 4: Lo desbordaron y le ganaron las espaldas. 


Javier Capelli 4: No acertó en la marca y tampoco pudo soltarse por derecha. 


Marcos Gelabert 5: Buenas intensiones en su juego pero sin sustento para realizarlas.  


Matías Fissore 5: Demasiado sólo en el medio para combatir con todo Boca. 


Mauricio Casierra 5: Se proyecto y cortó algunos avances del rival. 


Gustavo Villarruel 5: Arrancó con pura velocidad pero luego se perdió. 

 

Emanuel Dening 6: Batalló en ataque y anotó el gol verdinegro. 


Ezequiel Montagna 5: Intentó sacar provecho con su gambeta pero jugó muy sólo. 


Ingresaron: J. Molina (5): Buscó la pelota. M. Escudero y M. Lugo: sin calificación. 


 
Boca  


Agustín Rossi 5: San Martín nunca lo exigió, sólo tuvo un error en una salida. 


Gino Peruzzi 5: Acertado en la marca para contener las subidas de Montagna. 


Santiago Vergini 5: Inteligente para cortar cuando San Martín buscó profundidad. 


Juan M. Insaurralde 6: No le permitió a Dening jugar con soltura. 


Jonathan Silva 5: Similar a Peruzzi para anular a Villarruel y su velocidad. 


Pablo Pérez 5: Buen socio para Gago en la contención y recuperación. 


Fernando Gago 6: Su capacidad para manejar y distribuir fue clave.  


Rodrigo Bentancur 5: Se mostró como recurso para salir jugando. 


Cristian Pavón 7: Un gran gol en jugada individual para abrir el marcador.  


Darío Benedetto 6: Movilidad en ataque. Dio la asistencia para el segundo gol.  


Ricardo Centurión 7: Encaró siempre, fue para adelante y anotó el segundo tanto. 


Ingresaron: W. Bou, S. Pérez y F. Zuqui: sin calificación.