Mucha marca. Nicolás Pelaitay fue titular, en una de las variantes que metió Gorosito, para intentar frenar el juego en ataque que tiene Boca. El sanjuanino corrió todas la pelotas.

Los jugadores de San Martín abandonaron la Bombonera destacando que Boca tiene un poderío grande, pero que dejaron todo y buscaron el partido.


Álvaro Fernández, autor del primer gol verdinegro, dijo que "sabíamos que veníamos a jugar ante el mejor del torneo, y a pesar del 2-0 abajo nos pusimos rápido en partido, pero después Boca nos superó. Acá no te podés equivocar porque ellos convierten. Boca fue más y encima el tercer y cuarto gol que nos hicieron llegaron en momento claves. Intentamos un empate que hubiese sido muy bueno, pero no se pudo".


En tanto que Marcos Gelabert resaltó la actitud "por querer ir, y porque siempre intentamos buscar el partido. Aunque es difícil plantársele a Boca que es el mejor del torneo".


Luego el "Pampa" agregó: "Vinimos a ganar o empatar, nos queda el sabor amargo de la derrota, pero dejamos todo y ahora hay que salir de esta racha que nos preocupa".


Claudio Spinelli, quien anotó su tercer gol de manera consecutiva, también dio sus argumentos. "En lo personal se me hizo difícil porque me tocó jugar lejos del arco. Después, por momentos le jugamos de igual a igual pero regalamos los primeros 10 minutos más allá que después nos plantamos bien, pero se hizo muy difícil".


Por último, el arquero Luis Ardente admitió que "fue un partido que se pudo haber empatado como también perdido por más goles. Esta vez hubo diferencia entre uno y otro, pero hay que seguir trabajando porque tácticamente estamos haciendo las cosas bien, pero tenemos que ganar".


Posible desgarro

 A los 36 minutos del primer tiempo Gorosito metió el primer cambió. Ingresó Yonatan Goitía por Luis Olivera en la banda izquierda de la defensa. La rápida salida del ex River se desvió una molestia que sintió y que podría tratarse de un desgarro.