Víctimas. Julieta Luján (15) junto a su sobrina Mía Rojas, de 10 meses. Ambas fueron atropelladas por un automovilista que luego se dio a la fuga.

"¡Ay, no, César, la niñita, César, la niñita!". Los estremecedores gritos de Sofía Luján (19) quedaron grabados en el audio de Whatsapp que le enviaba a su novio justo en el momento en que un automovilista embestía desde atrás la bicicleta en la que iba la hijita de ambos, Mía Rojas (10 meses), junto a su tía Julieta Luján (15), hermana de Sofía, quien iba caminando detrás de ellas y pudo ver la dramática escena. El impacto fue tan fuerte que ambas cayeron al asfalto y sufrieron serias heridas por las que ayer continuaban internadas. El conductor, de apellido Trigo (50), se dio a la fuga, pero a los minutos fue apresado cuando los policías descubrieron daños en el frente de su Citröen C4.

El hecho ocurrió cerca de las 22 del último domingo, sobre la calle Eusebio Zapata, cerca del cruce con Florida, en 9 de Julio. Sofía Luján y su bebé habían estado en el cumpleaños del hijo de una amiga de ella y, como se les había pasado el colectivo, para poder volver a su casa del Barrio Palmares le llamó a su hermana Julieta para que fuera en la bicicleta a buscarlas. La adolescente aceptó sin saber que minutos más tarde, cuando regresaban, Trigo iba a chocar desde atrás la bicicleta que ella guiaba con la pequeña Mía en un brazo. Los investigadores trataban de establecer qué pudo haber pasado, es decir, si el conductor no las vio, si la ciclista se corrió hacia el medio de la calle u otras posibilidades, indicaron.

Lo concreto es que después de embestirlas, Trigo siguió su camino, sin pararse a auxiliar a las víctimas. Sin embargo, a las cuadras lo identificaron y fue detenido, dijeron fuentes policiales.

Para la mamá de la bebé todo fue desesperante, pues vio cuando el auto atropelló a su bebé y a su hermana, quienes quedaron tiradas en el asfalto muy malheridas. La joven se paró en la calle a pedir ayuda y un hombre que iba pasando trasladó a las víctimas hasta la sala de 9 de Julio. Desde allí las derivaron al Hospital Rawson, donde los médicos constataron que la menor fue quien se había llevado la peor parte, pues sufrió una fractura de cráneo, además de lesiones en todo el cuerpo. Su tía en cambio sufrió politraumatismo y escoriaciones.

"Tiene la cabecita muy inflamada, pero ha despertado y está estable, hay que esperar", dijo César Rojas, respecto al estado de salud de su bebé. El chico además se mostró molesto por la actitud del automovilista.