Dos hombres detenidos por una presunta violación solicitaron la libertad y se les negó, luego de presentar unos videos donde se escucha a la denunciante disfrutar del encuentro sexual tripartito con tal naturalidad que, en una brevísima pausa, la sed le hace decir: "¿Me convidás jugo?". Se trata de un caso caratulado de la misma forma que el los 6 jugadores de rugby -abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por dos o más personas- pero aquí los sospechosos -un taxista y un empleado municipal- se encuentran detenidos desde hace 15 días. Mañana la Justicia deberá decidir si quedan libres o deben seguir presos. 

 

 

Todo comenzó en la noche del 20 de enero pasado, cuando el taxista y el municipal, ambos de 32 años, salieron con la ex mujer de un amigo que tiene 26 años. Estuvieron tomando unos tragos por la zona de El Challao y luego volvieron a la casa de la mujer, en Las Heras.  Horas más tarde la joven salió de su casa semidesnuda, cubriéndose con una manta y se subió a un taxi.  

 

Después el vehículo fue interceptado en un control policial. Los policías, al ver la particular vestimenta de la joven, le preguntaron si le pasaba algo y ella les dijo que dos hombres la habían violado. Los uniformados la trasladaron de inmediato a la Oficina Fiscal 5 de Las Heras y ella puso la denuncia. En la misma explicó que se encontraba en el baño de su casa y que, inesperadamente, se le apareció el taxista y el municipal, y ambos, a su turno, la obligaron a mantener relaciones sexuales. Luego, el taxista volvió a someterla en la cama de la habitación.

 

Sexo y videos

 

Tras escuchar la denuncia el fiscal Darío Nora ordenó la detención de los amigos, quienes fueron encontrados por la policía en la casa de la mujer. Cuando los policías les informaron el asunto por el cual eran detenidos los hombres explicaron que habían tenido sexo consentido y que la mujer se había ido de su propia casa sin dar explicaciones. La misma actitud había tenido horas antes en El Challao, cuando inesperadamente se marchó y tuvieron que salir a buscarla.

 

Los detenidos también le mostraron a los policías seis videos realizados con un teléfono. En los tres primeros, registrados tres días antes, se ve a uno de los sospechosos y a la chica teniendo sexo.  

 

En los tres restantes, registrados la noche del hecho, la joven mantiene relaciones, alternativamente, con uno y otro implicado. El último registra escenas en el baño y se puede escuchar claramente a la mujer “comentar” la performance de cada uno de sus amante, y luego para calmar su sed dice: "¿Me convidás jugo?" Pese a la prueba de descargo el fiscal decidió dejarlos presos en una comisaría de Las Heras, tomándose la libertad de no enviarlos a la cárcel. 

 

Les negaron la libertad

 

Días después de la detención, el abogado del taxista solicitó la libertad del cliente y la Justicia se la negó porque la pena del delito imputado -de 8 a 20 años de cárcel- es un parámetro razonable para establecer que el imputado podría darse a la fuga. También se consideró que los imputados podrían influir negativamente sobre la denunciante, aunque ninguno de los dos tiene antecedentes policiales ni judiciales.

 

Frente a este planteo del Ministerio Publicó Fiscal, Carlos Moyano, abogado del municipal, presentó un control jurisdiccional solicitando la libertad de su cliente. Esta petición deberá ser resuelta el martes por la Justicia de Garantías durante una audiencia  que se hará esta semana. 

 

Fuente: Los Andes