A Agustina Imvinkelried la asfixiaron hasta matarla.

Una adolescente de 17 años que estaba desaparecida desde el último domingo cuando salió de un boliche de la ciudad santafesina de Esperanza fue hallada ayer asesinada por asfixia cerca del local bailable. El principal sospechoso es un hombre que encontraron ahorcado en su casa de la misma zona cuando la Policía pretendía interrogarlo. El cuerpo de Agustina Imvinkelried presentaba golpes y estaba escondido en una zanja, entre pastizales y tapada con algunas hojas y ramas, a solo 200 metros de la disco "Teos", situada sobre la ruta 6, donde había sido vista por última vez pasadas las 5.50 del domingo.

"Se puede saber que la muerte ha sido por asfixia manual", detalló la fiscal de la causa, María Laura Urquiza, y señaló que el crimen "se habría producido unos momentos después en que las cámaras la captan por última vez cerca del local bailable".

Pablo Trionfini, el principal sospechoso, apareció ahorcado.


El principal sospechoso es Pablo Trionfini (39), quien en la mañana de ayer fue encontrado ahorcado en su vivienda en un presunto suicidio que cometió cuando la Policía lo buscaba para interrogarlo. Sobre el sospechoso, la fiscal dijo que existe evidencia que lo vincula al hecho y que ahora se realizarán peritajes para establecer "si mantenían algún tipo de relación por redes sociales".

Según relató un tío de la víctima, la chica salió del boliche y permaneció entre 15 y 20 minutos en la puerta, donde fue captada por cámaras de seguridad que tomaron las imágenes, ya a disposición de la fiscal. Luego, Agustina se encaminó hacia la esquina, donde hay una estación de servicio, y nada más se supo de ella.

El padre de la joven, Daniel, contó que su hija había llamado a un amigo de la familia para que la fuera a buscar al boliche, aunque cuando llegó ya no la encontró.

En tanto, el celular de la adolescente fue geolocalizado luego en un galpón lindero al domicilio de Trionfini, por lo que los policías fueron a buscarlo y lo hallaron ahorcado.

Según las fuentes, tanto en la casa del sospechoso como en su auto no encontraron rastros de Agustina, por lo que continuaron con los rastrillajes hasta que horas después se halló el cuerpo. La causa quedó caratulada como "femicidio".

Fuente: Télam