La Policía detuvo a seis hombres acusados de integrar la banda del "Monoblock 19", instalada en Fuerte Apache. Los acusan de al menos cuatro secuestros extorsivos en la zona Oeste del Conurbano y cerca de countries de zona Norte. 

 

 

Las últimas detenciones fueron concretadas el sábado en operativos de la DDI de Pilar. Los acusados fueron identificados como Axel Santa Cruz, alias "Pachu" y Brian Jara. Los fiscales federales subrogantes de Campana, Fabián Matilla y Pedro Rebollo, los investigan por una serie de secuestros ocurridos en enero, en Pilar.

 

También los habían vinculado con los cinco secuestros ocurridos en la Ciudad de Buenos Aires en lo que va de marzo, incluso por el de Luis (41) , un plomero de Liniers, a quien tuvieron cautivo una hora por “error”: pensaban que era un empresario que vive en su barrio.Los otros cuatro que integrarían la banda ya estaban detenidos y tres de ellos procesados por el juez federal de Campana, Adrián González Charvay.

 

Creen que la “Banda del 19”, denominada así por parar en los alrededores de ese monoblock del barrio Fuerte Apache, en Ciudadela, solía merodear la salida de countries para elegir los autos de las víctimas e interceptarlos.

 

Ahora serán sometidos a ruedas de reconocimiento para determinar si estuvieron vinculados a otros secuestros cometidos en San Isidro, Campana, San Martín, Morón y los de CABA.

 

Los últimos dos detenidos habrían participado de la captura de un hombre y una mujer en Pilar. A ambos los abordaron en un Volkswagen Fox color gris distintos días de enero.

 

Cuando atraparon al hombre, negociaron con un amigo. Durante las llamadas para pedir el rescate, los secuestradores insistían en aumentar el monto. Lograron obtener US$ 4.500, 1000 euros y un reloj.

 

Obligaron al amigo de la víctima a llevarlo una esquina cercana a la intersección de la Avenida General Paz y Avenida San Martín, del lado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Finalmente, el hombre fue liberado en una estación de servicio de Once.

 

Según informaron en el sitio Fiscales.gob.ar, “antes de comprobar que su amigo había sido liberado, el pagador escuchó un disparo y un diálogo entre los secuestradores”.

 

"Lo mataste", cuestionó uno de ellos. Los investigadores pudieron comprobar, a través de intervenciones telefónicas, que dentro de la banda habían expulsado a uno de los integrantes porque “la había bardeado" disparándole a quien había pagado el botín.

 

El otro secuestro ocurrió el 25 de enero, cuando una mujer que volvía junto a su familia a su casa de Pilar, fue obligada subir a un Sandero Stepway. Tras capturarla, los secuestradores escaparon a gran velocidad, a contramano por la Autopista Panamericana. Hubo varios llamados y la liberaron después de pagar $ 80 mil.

 

Fuente: Clarín