Este martes, a través de un juicio abreviado de Flagrancia, un sujeto identificado como Sebastián Maico Muñoz recibió una unificación de penas y fue condenado a 11 meses de prisión efectiva por haber robado un cable de 10 metros en una bodega abandonada de Pocito.

Según las fuentes, el hecho ocurrió el pasado sábado en la mañana. Personal policial de Comunales del Departamento Pocito llegó hasta Calle 11 entre Lemos y Vidart, a un predio de una exbodega, donde un sujeto estaba robando.

Los uniformados ingresaron al predio y sorprendieron a un ladrón que se encontraba adentro del inmueble, al costado del chalet, con un cable tipo de taller de aproximadamente 10 metros de largo en sus manos, el cual había arrancado de una pérgola de la galería externa donde hay un parrillero. 

Al advertir la presencia policial, el sujeto emprendió la huída hacia los fondos del predio, despojándose del cable, por lo que personal policial comenzó una persecución por el interior de la exbodega, que es de amplias dimensiones, hasta llegar a la pared divisoria de los fondos, que colindan con otro inmueble donde funciona un depósito del INTA, trepando dicha pared de unos dos metros e ingresando al predio vecino, donde finalmente es aprehendido por los funcionarios policiales.