Un tucumano de 25 años perdió el brazo tras intentar robar una casa custodiada por un perro pitbull. El intento de robo ocurrió el 29 de diciembre, en el barrio La Costanera, de Tucumán. El joven ingresó a una casa con la intención de asaltarla, pero fue atacado por el perro de la familia, de raza pitbull.

 

Así quedó el ladrón


En ese momento el animal lo mordió en las piernas, el cuello y en el brazo. Esa ultima herida, justo arriba del codo, fue la más grave, y la que comprometió el miembro superior derecho del hombre. Los médicos del hospital Padilla, que declararon que el chico se salvó "de milagro", intentaron durante días salvarle el brazo, pero luego de varias intervenciones decidieron amputarlo.

 

Ahora, el ladrón debe enfrentar un proceso judicial, ya que quedó detenido por  tentativa de hurto con escalamiento.

 

Fuente: La Gaceta