Cansados. La de ayer fue la sexta reunión de paritaria. Los gremios llegaron al encuentro después de participar de la marcha nacional realizada en Buenos Aires.



La negociación por un aumento de sueldo entre el Gobierno y los docentes llegó a un punto de inflexión. Ayer, en la sexta reunión por paritaria, los gremios le comunicaron al Ejecutivo que no aceptaron la tercera propuesta realizada por las autoridades locales. Ante esa situación, el Ministro de Hacienda y su par de Educación confirmaron que el aumento del 22 por ciento en dos veces, más el incremento de varios puntos que componen el salario docente, hacerse cargo del fondo compensador, más la cláusula gatillo por un posible aumento de la inflación, es la mejor oferta que puede hacer la Provincia y que no habrá otra. Incluso, aseguraron que es una de las mejores del país. Sin acuerdo, las partes decidieron tomarse unos días y reanudar el encuentro la próxima semana, sin día ni horario confirmado, con la esperanza de que se pueda llegar a un punto medio. 


A pesar de que ayer no hubo un resultado positivo en la paritaria, las partes manifestaron que el diálogo se mantiene. Según se pudo conocer, UDAP busca llegar a un acuerdo ya que no quiere que el aumento se defina por decreto porque entienden que los docentes nunca se han vistos beneficiados con esa medida. Por otro lado, desde el Ejecutivo explicaron que el decreto “es una medida que se está analizando”, pero que en principio buscan llegar a un entendimiento con los maestros.


Antes del rechazo a la tercera oferta, hubo dos que también tuvieron la misma respuesta y que consistían en una suba del 18 por ciento en tramos. La rechazada ayer consistió en un aumento del 22 por ciento en valor índice a pagar en dos veces, un 14 por ciento desde marzo y un 8 a partir de septiembre, más un incremento en el Estado Docente (A56) para elevarlo a 1.650 pesos, con la suma de los valores de antigüedad, radio y E66 que el gobierno ofreció mantenerlos en el mismo valor a lo que se paga hoy. Además, comunicó que el fondo compensador, hoy en 1.450 pesos, será mantenido desde las arcas provinciales, ante la negativa de Nación de hacer frente al mismo, y que el 40 por ciento pasará a ser parte del recibo de sueldo. Pero eso no es todo, ya que desde el Ejecutivo sostienen que el ofrecimiento de la Provincia tiene piso pero no tiene techo porque en la propuesta se incluyó la cláusula gatillo, lo que implica que cada vez que la inflación supere el porcentaje ofrecido, aumentará en el mismo porcentaje el valor índice y de manera inmediata. Todo ese paquete, según los gremios, representaría un incremento del 24 por ciento en total y, según las autoridades del Ejecutivo, implicaría una suba por encima del 70 por ciento respecto a lo que venían cobrando en enero del 2016. (ver recuadro)


En el Gobierno sostienen que esa propuesta es una de las mejores del país porque, según un relevamiento del propio Ejecutivo, hay provincias que ya han cerrado acuerdos menores: Jujuy incrementará un 10 por ciento desde marzo a cuenta de lo que puedan acordar; Salta llegó al 16 por ciento, Capital Federal, Mendoza, La Rioja y Misiones ofrecieron un aumento del 17 por ciento en varios tramos; Entre Ríos, un 18 por ciento y Tucumán acordó una suba muy parecida a la de San Juan, un 23 por ciento.


Luego de la reunión, el ministro de Hacienda Gattoni manifestó que “la propuesta es lo máximo a lo que podemos llegar. La negativa nos ha puesto en un punto en el que no podemos avanzar pero tenemos analizar la situación para llegar a un acuerdo”. Por su parte, Graciela López de UDAP explicó que “vamos hacer un plenario la semana que viene para estudiar esto con los delegados. Las partes hemos quedado en ver cómo superar esto”. 

 

Evolución del salario docente desde 2016

Las autoridades realizaron un cálculo sobre cómo creció el salario docente en la gestión de Sergio Uñac y cómo repercutiría el incremento ofrecido del 22 por ciento. En enero del 2016 el sueldo de bolsillo para un cargo testigo estaba en 5.604 pesos y, si se acepta lo ofrecido por las autoridades locales, se elevaría en septiembre a 9.672 pesos, lo que implica un aumento del 72 por ciento global. Si se tiene en cuenta antigüedad, de 5 a 20 años, el incremento llega al 60 por ciento promedio.