Tra

s la renuncia, el jueves pasado, del fiscal de Estado Mario Díaz, como una consecuencia del escándalo de los juicios por expropiaciones de terrenos, que le han hecho perder millones de pesos a las arcas provinciales, el gobernador Gioja dijo que la aceptación de la dimisión deberá ser analizada por la Cámara de Diputados, "como manda la Constitución Provincial".

Todavía no hay nombres que suenen para la sucesión del funcionario, según fuentes oficiales.