Beneficiados. Uno de los comedores para ayudar es el Padre Mujica, que está en Marquesado. Los interesados en colaborar pueden comunicarse al 2644148774.

 

 

Aprender a generar sus propios alimentos, y al mismo tiempo abastecer a los comedores infantiles y merenderos que hay en la provincia es lo que se busca con el desembarco en San Juan de una granja que tiene el visto bueno del papa Francisco. Esto será posible porque ya está acá la asociación civil No+Hambre, que es apadrinada por el Papa. Se trata de una ONG que está en 15 países, pero sólo se sustenta con aporte de privados, es por eso que salieron a buscar padrinos, además de voluntarios.

La granja en San Juan funcionará como centro de día. Los voluntarios aprenderán a generar alimentos que luego serán distribuidos en los comedores infantiles. En principio serán tres los sitios con los que se trabaje: los merenderos Papa Francisco, que está en La Bebida, Padre Mujica, de Marquesado y Juana Azurduy, que está en la Villa Giulino, Rivadavia. Esta ONG construye las granjas en terrenos que son donados en comodato. Acá en San Juan ya hay tres posibles lugares: en 9 de Julio, en Angaco y en la zona de El Mogote. Pero necesitan fondos para poder levantarla es por eso que apelan al padrinazgo del sector privado. "Esta ONG no trabaja con subsidios estatales, por eso se apela a los empresarios o a quienes deseen donar desde dinero hasta materiales para levantar la granja", dijo uno de los referentes locales, Matías Sotomayor. En junio pasado, los sanjuaninos llevaron al Vaticano el proyecto y tuvieron el visto bueno del papa Francisco porque todo lo que se produzca servirá para darle de comer a los niños que asisten a los merenderos locales. Por ello también hacen falta voluntarios.