Ayer el termómetro estuvo al tope. Según el Servicio Meteorológico Nacional la temperatura máxima alcanzó los 40,1ºC (a las 17), y eso hizo que muchos grupos de jóvenes y familias decidieran decirle adiós al 2016 dándose chapuzones en distintas piletas. Coparon los balnearios sanjuaninos y para que la despedida del año fuera bien completa hasta se sacaron selfies dentro de las piletas. El Servicio Meteorológico pronosticó para hoy otra jornada extremadamente agobiante. La temperatura mínima será de 24ºC, mientras que la máxima llegará a los 40ºC, mientras que mañana la máxima será de 33ºC.  


Desde antes de las 15 hubo gente que esperó en la puerta de los balnearios para poder darle rienda suelta a la alegría y sobre todo, refrescarse en el agua. Llegaron a los campings con las conservadoras llenas de agua, reposeras, lonas para tirarse en el césped, canastas con el mate y hasta parlantes con Bluetooth para ponerle ritmo a la tarde. 'Ya no nos volvemos a juntar hasta el año que viene y queremos que esta tarde de despedida sea una fiesta, por eso trajimos los celulares con mucha música y hasta los parlantes', dijo Ramiro Carpio, un joven de Santa Lucía que llegó hasta el Balneario Las Viñas con un grupo de 8 amigos de la escuela. Entre fotos, que luego compartieron casi de inmediato en las redes sociales, y mucha diversión, los chicos disfrutaron a pleno del agua.  


Tortitas calientes, facturas llenas de crema y hasta sánguches triples fueron algunos de los menúes que los grupos de chicos llevaron a las piletas. Es que muchos esperaban quedarse hasta la noche disfrutando del calor, el agua y la buena compañía de los amigos. 'Nosotros nos trajimos hasta un asadito, para cenar. Esta despedida de año debe ser inolvidable', dijo Carlos Tomas, que visitó junto a amigos el camping de la Unión Vecinal Richet Zapata, en Santa Lucía.  


Si bien la mayoría de los grupos estuvo conformada por jóvenes de distintos departamentos, hubo muchas familias que también disfrutaron de la tarde y las piletas. Estos grupos fueron los que llenaron los balnearios de sombrillas, gorras, inflables y protectores solares de factores muy elevados. Sobre todo los que fueron con bebés. 'Vinimos con mis hijos a compartir la tarde. De otra forma no se puede soportar el calor, sino hay que estar encerrados con el aire acondicionado y a los chicos es imposible mantenerlos mucho tiempo dentro de casa', dijo Romina Cáceres, una de las mamás que disfrutaron del agua en las piletas para niños.  

 

Las entradas 
120 pesos en promedio es lo que cuesta la entrada a una pileta. Los balnearios son abiertos a todo público, mientras que en muchos campings sólo ingresan socios e invitados.  

 

Las diosas 

Sofía Tobares / Chimbas  
"Vine con un grupo de amigas a despedir el año. Siempre disfrutamos de la pileta y pasamos la tarde charlando", dijo la adolescente, que tiene 18 años. La joven pasó gran parte de la tarde tomando sol a la orilla de la pileta en el camping Richet Zapata.  
Malena Burgos / Santa Lucía  
"Me encanta venir a la pileta con mi familia. La pasamos genial", dijo la joven. Malena contó que disfrutó de la tarde de calor junto a su mamá y su hermanita. Estuvo en Las Viñas y fue una de las más lindas de la tarde. Se robó todas las miradas.  


 

En grupo. Ariana Tobares y Rocío Bustamante llegaron al camping con otros amigos. Compartieron la tarde. Jugaron al vóley, tomaron mate y se bañaron en la pileta durante muchas horas.  
 
En familia. Isabel González llegó al camping de Richet Zapata con sus hijos para disfrutar de la tarde. Pasaron gran parte de la jornada en la pileta y tomando sol.  

 

Amigas. Se conocen desde que eran chicas y siempre van al camping juntas. Ellas son Elizabeth Martínez y Brisa Tejada, dos inseparables que disfrutan el verano.