INVESTIGADORES. Los ing. agr. Rafael Hidalgo y Alejandro Montoro recorren el ensayo de cebollas en Rivadavia.

 

 

"El trabajo que se está realizando entre Asprosem (Asociación Sanjuanina de Productores de Semillas), INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), Insemi (Instituto de Investigaciones Tecnológicas y Hortícola Semillero) y el Inase (Instituto Nacional de Semillas), es inédito y primera vez que se realiza. Tiene como objetivo inmediato el registro de las variedades de cebolla que los productores comercializan actualmente y como un fin, digamos ya a mediano plazo, eliminar la venta de semilla sin registrar. Básicamente tareas que tienden a lograr la producción y venta de semillas fiscalizadas de esta hortaliza en particular", comenzó diciendo a Suplemento Verde de DIARIO DE CUYO el ingeniero agrónomo Juan Manuel Raigón, subdirector del Insemi.


Este convenio, por el cual se realizan los ensayos de los materiales que tienen los agricultores de esta hortaliza de la provincia de San Juan, tiene en ejecución las parcelas de ensayos de estas aliáceas en dos sitios geográficos, uno es el Insemi, ubicado en calle Coll 3671 oeste, en Rivadavia; organismo dependiente de la Secretaría de Agricultura y Ganadería de la Provincia, y del Ministerio de la Producción. Por otra parte, el otro lugar es el campo experimental de la Estación Experimental Agropecuaria San Juan del INTA, ubicado en calle 11 y Vidart, Pocito.



> En detalle

Para los jóvenes ingenieros agrónomos Alejandro Montoro y Rafael Hidalgo, que llevan adelante los cuidados de ejecución de estas variedades de cebollas, entre los objetivos de este emprendimiento cientifico figuran "evitar la comercialización de simientes fuera de la ley nacional de semillas. La venta de semillas en la popularmente llamada 'bolsa blanca', no fiscalizada, produce competencia desleal con el productor semillero registrado y pudiendo llegar a producir daños económicos en los productores que utilizan esas semillas para la producción. También lograr que se cumpla la obligatoriedad de producir y comercializar semillas fiscalizadas, hecho que garantice a todos los actores de la cadena".


Continuaron comentando a este medio, mientras se recorrían las parcelas de ensayo a campo, que cuentan con equipo de riego por goteo y un pozo de bombeo, aportados por el Gobierno provincial: "La obtención de la certificación para la venta de semillas fiscalizada requiere de una serie de inscripciones en el Registro Nacional de Cultivares (RNC) en el Instituto Nacional de Semillas (Inase). Para ello es necesario generar los descriptores (en detalle) de cada una de las variedades inscriptas".


"Esta necesidad -dijeron- del sector semillero de San Juan, que tiene una alta profesionalidad, ha encarado con el apoyo del Gobierno Provincial y Nacional, a través de sus organismos competentes, para realizar una serie de ensayos que permitan generar los materiales certificados para que el sector productor de cebollas tenga materiales disponibles de alta calidad".


Juan Manuel Raigón destacó posteriormente que "se registrarán los materiales obtenidos y los organismos de fiscalización tanto nacional como provincial podrán actuar sobre quienes no lo cumplan y lograr que no se comercialice semillas fuera de la certificación, asegurando la calidad al productor de bulbos".


Al momento, informaron los profesionales que hay 6 cebollas de ciclo corto, 1 de ciclo intermedio y 15 de ciclo largo, en las parcelas de ensayos de campo, en Rivadavia y de Pocito. Hasta el 15 de enero se han recibido inscripciones de muestras de cebollas precoces, de día corto; hasta el 15 de febrero, para las del tipo intermedias y finalmente hasta el 15 de marzo para tardías, o de ciclo largo.



> Trabajo fino


Cuando se finalicen los cultivos, todo según su ciclo agronómico, se harán las evaluaciones de 38 características básicas o elementales, fundamentalmente de hojas y bulbos, determinando los descriptores (ver ¿Cómo será la evaluación ...).


Como materiales testigos (comparativos) figuran variedades de INTA ya inscriptas en el Rncyfs (Registro Nacional de Comercio y Fiscalización de Semillas). Para el caso de ciclo corto está como modelo Angaco INTA; para las intermedias, Navideña INTA, y para las tardías, Valcatorce INTA, conocida como sintética 14 por el sector, aunque no es su verdadero nombre.


A cargo de las acciones de campo y gestión del INTA local está participando en el proyecto la ingeniera agrónoma Graciela Cuesta. Por su parte, en representación del Inase, está el encargado de la Delegación Regional, con sede en San Juan, el ingeniero agrónomo Sergio Romero Krause.