Ahora Lima parece más cerca de lo que en realidad está. Esta utopía es salvada por un vuelo. Y sí, en avión y con un viaje de 4 horas, se disminuye la distancia de los más de 3.900 kilómetros que separan a los argentinos de la capital peruana. 


Para alegría de los viajeros cuyanos desde principios de mes, más precisamente desde el 2 de febrero pasado, la línea aérea Latam Argentina -que es el resultado de la unión comercial de la chilena Lan y la brasilera Tam- ofrece este vuelo internacional que une directamente Mendoza con Lima. Y con este viaje se abre toda una posibilidad de llegar al corazón de Latinoamérica en poco tiempo, sin tener que hacer las escalas obligadas en Chile o Buenos Aires (como era hasta ahora) y fundamentalmente a un costo razonable. Los precios finales de los boletos, al día de la fecha, rondan los $6.111,90 pesos para la ida y vuelta final, tal como informaron desde la aerolínea. 


La nueva ruta -que lógicamente fue celebrada y bienvenida en Mendoza pero que repercute en San Juan- es operada con un avión Airbus 320 con capacidad para 168 personas. De hecho, el primer vuelo partió literalmente lleno con un factor de ocupación del 98%. Estos pasajes comenzaron a venderse en junio del año pasado. Los viajes siguientes en la misma semana corrieron una suerte similar y desde Latam se augura una muy buena ocupación para este destino "estrella''. 


Tiene una frecuencia de cuatro días por semana: el vuelo LA 4568 sale desde Mendoza a Lima todos los jueves, viernes, sábados y domingos a las 7:50 horas de la mañana (llega a las 9:55 hora peruana, teniendo en cuenta que hay una diferencia horaria de dos horas), mientras que el vuelo LA 4567 retoma desde Lima hacia Mendoza todos los lunes, viernes, sábados y domingos, arribando a las 8 (hora argentina). 

 

Primer vuelo


Con un acto en el recientemente remodelado Aeropuerto Internacional Gobernador Francisco Gabrielli, de Mendoza, en el que estuvieron presentes autoridades del gobierno de esa provincia (encabezadas por el gobernador Alfredo Cornejo), ejecutivos de la línea aérea, de la PSA, Migraciones, Aduanas y otras dependencias del Estado; el pasado 2 de febrero se estrenó la nueva ruta aérea a Perú, uno de los 140 destinos en 25 países que opera Latam con 1.400 vuelos diarios. 


En esa oportunidad, las autoridades de la compañía aérea anunciaron que éste no es un vuelo más, entre sus ambiciosos planes para desarrollar en su vuelos domésticos. El avión que viaja a Lima es todo un proyecto auspicioso: es de matrícula nacional por lo que pilotos y toda la tripulación son argentinos.  


Obviamente que los funcionarios del gobierno mendocino celebraron esta iniciativa. Es que con la posibilidad de salir directamente a Lima desde Mendoza, el aeropuerto más conocido como El Plumerillo ya suma 5 vuelos internacionales. Santiago de Chile, San Pablo, Florianópolis y Río de Janeiro, todos estos últimos en Brasil, son los otros destinos. Lima es el viaje más alejado. 


Ni bien terminado el acto, partió el vuelo internacional que, como no podía ser de otra manera, tuvo su bautismo oficial. ¿Qué es esto? Antes de carretear para tomar vuelo, pasó por entre dos camiones hidrantes que le tiraron agua a chorros (ver video en página web). Apenas unas horas más tarde, los viajeros estaban en suelo peruano.  
 
Lo que hay que saber para ir a Perú 


-La diferencia horaria entre Argentina y Perú es de dos horas. Por lo que al llegar a Perú hay que retrasar el reloj. 
-La moneda oficial de Perú es el Nuevo Sol (S), las subunidades son los céntimos. Existen monedas de 0.05, 0.10, 0.20 y 0.50 céntimos, monedas de 1, 2 y 5 Nuevos Soles, y billetes papel con denominación de 10, 20, 50, 100 y 200 Nuevos Soles. 


Si bien en Perú existe la libertad de tenencia y disposición de cualquier moneda extranjera, no todos los establecimientos comerciales tienen la obligación de aceptar pagos en moneda extranjera. Normalmente los establecimientos del sector turismo aceptan pagos en dólares norteamericanos. 


Para el cambio de dinero, la cotización vigente es de: 1 peso argentino 0,21 soles, 100 pesos argentinos 20,79 soles, 1 dólar equivale a 3,24 soles. 

 

La propina, si bien no es un servicio obligatorio, se suele dejar un 10% del consumo total. 

 

Un viaje para darse todos los gustos 


A lo largo de sus 42 distritos, con cientos de kilómetros por recorrer (muchos de ellos bordeando la costa, a orillas del océano Pacífico) y con más de 9 millones de habitantes, Lima es una caja de sorpresas para los que quieren descubrirla en todos sus rincones. Tiene opciones para satisfacer todos los gustos y necesidades de todo tipo de turista. 


  
Para quienes disfrutan de lo gastronómico, estarán en el paraíso. De hecho, la cocina peruana merece un recorrido especial. Por algo es que está catalogada desde hace algunos años ya como una de las mejores del mundo. En ese sentido, Lima tiene miles de opciones para corroborar este calificativo para sus platos y por supuesto, degustarlo. 


Más allá de probar sus platos típicos propios de la cocina criolla tradicional ligada a agradecer los productos que brinda la tierra- hay un gran despliegue de platos que hacen honor a una de las características más distintivas del país: la fusión con los inmigrantes, especialmente los chinos y japoneses. Para dar un indicio de esta influencia va decir que un 10% de la población del país tiene ese origen y llegaron a mediados del 1800. Es por eso que para vivenciar este entrecruzamiento cultural se puede probar desde uno de los menúes que ofrecen los famosos chifas hasta los restaurantes de renombre mundial que dan brillo a esta ciudad. 


Entre los sitios más emblemáticos se puede enumerar a Astrid & Gastón (un restó que impacta desde su edificio en la Casa Moreyra, una de las casona de la hacienda San Isidro con más de 300 años de antigüedad; pero fundamentalmente por las exquisiteces y los detalles minimalistas que preparan sus dueños, los afamadísimos Gastón Acurio y Astrid Gutsche, dos innovadores que lograron revalorizar productos y recetas peruanas que ya en su carta promueven como que "la cocina es fruto de un largo abrazo entre todas las sangres del mundo". Una cena degustación allí puede llegar a costar el equivalente a 3.000 pesos argentinos) pero también a La Mar Cebichería, otro espacio privilegiado para los sibaritas, ligado a Acurio, pero en sociedad con José Pepe" Carpena . Allí el menú se decide cada día, según los resultados de la pesca. El ticket promedio es de 40 dólares. Tiene sucursales en Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Estados Unidos. 


Maido saludo que los mozos repiten cada vez que entra un comensal, pero no es sólo una señal de bienvenida sino que es una especie de ritual para una persona conocida y frecuente- es una opción más para degustar la comida nikkei preparada por su chef Mitsuharu Tsumura, +Micha+ para todos, quien con sus creaciones a base de sabores tradicionales pero con una presentación original digna de llamársele una verdadera obra de arte, promueve toda una experiencia culinaria. Por último, como para cerrar el recorrido, Café Bisetti , una tienda que tienen una enorme carta de cafés, cuál más especial que otro. Vale la pena probar el café frío que se hace mediante un método de extracción gota a gota -que puede llegar a tardar hasta 12 horas- para que en contacto con el hielo permita resaltar todos los ingredientes de un simple grano de café. Una delicia. 


Como parte infaltable de un paseo orientado a satisfacer al paladar, hay que anotar en la lista dos mercados o ferias como la de Surquillo (muy popular donde se puede ver desde cómo matan pollos hasta una variedad de frutas interminables) hasta el de San Isidro, que es un prolijísimo paseo de compras para hacer comidas caseras. En este último hay una parada obligada y es el puesto de Pedro Ortiz. Allí se podrá ver la variedad de frutas (desde el fruto del cacao, lúcuma, chirimoya, pacai, etc, etc, etc) y verduras (por ejemplo los 3000 tipos de papas que existen) muchas de ellas desconocidas y jamás probadas para los habitantes de esta parte del mundo. 

Restaurante Astrid y Gastón
Maido
La Mar Cebichería

 

Para descubrir el pasado arquitectónico, social y cultural. Ejemplos sobran. Hay que tener en cuenta que como centro histórico, Lima fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, protegiendo un área repleta de ejemplos propios de la arquitectura colonial, que dan muestra de la importancia que tuvo la ciudad durante el Virreinato del Perú. Algunos de los principales testimonios de época, son su conjunto de templos (como el de las sacerdotisas llamado Huaca Huallamarca en San Isidro), conventos (el de San Isidro que da nombre a una de las zonas de la ciudad, San Francisco y Santo Domingo), plazas (la San Martín con su famosa estatua y la Plaza Mayor o Plaza de Armas) y antiguas casonas, éstas últimas famosas por sus singulares balconcitos limeños que se asoman a la calle y que dan color a las calles estrechas. En el corazón de la historia de Lima se encuentra los edificios del Palacio de Justicia y muchas de las embajadas y oficinas del gobierno local que son verdaderas construcciones de época, además del Teatro Colón, el Club Nacional, el Gran Hotel Bolívar, la biblioteca Nacional (fundada por San Martín) y el Cabildo de Lima. 


En realidad, hay resabios de la historia por dónde el curioso va pasando. El "Bosque del olivar'' con sus 2500 ejemplares de olivos implantados desde el siglo XVI y que siguen en pie en muchas zonas de San Isidro, es una muestra del pulmón verde generado por los españoles. También el Parque de la Reserva que presenta el circuito mágico del agua, con una fuente con agua de colores y hologramas. 


En el recorrido, camino al centro histórico de la ciudad, se destacan el Estado Nacional de Fútbol, el Parque Central de Lima (dónde está el Museo del Arte con muestras de arte Indígena y Contemporáneo), el Museo Histórico Militar, entre otros espacios. 

Catedral de Lima

 

Plaza San Martín


Para los que aprovechan la ciudad.  Además de historia, Lima ofrece modernas áreas urbanas, tales como San Isidro, centro financiero de la ciudad, o la turística zona de Miraflores, conocida por sus verdes malecones y numerosos hoteles, cafeterías, restaurantes y tiendas. Justamente Miraflores es uno de los barrios más atractivos para el turismo por sus playas (un imán para los amantes del surf y del parapente que no tienen mejor paisaje para desplegar sus hobbies) y paseos floridos, como el Parque del Amor, entre otros. 


Muy cerca, en Barranco, hay otro despliegue de lugares que no hay que dejar de visitar, como el llamado Puente de los Suspiros -más afamado aún por la canción homónima compuesta por la peruana Chabuca Granda- es un legendario puente de madera que, cuentan las leyendas, ha sido escenario para amores de todas las épocas.

Es que dicen que quien lo ve por primera vez y lo cruza sin respirar, se le cumplen los deseos que pida. Fue construido en el año 1876, por la necesidad de unir los extremos de la quebrada y permitir el paso entre las calles Ayacucho y la Ermita. Aunque ahora ya no hay agua que corra debajo del puente, sigue siendo el lugar predilecto para las parejas que visitan la zona e inspiración de compositores y escritores. 


En la misma zona del puente se encuentra la tradicional Ermita de Barranco y por debajo, la Bajada de Baños, camino que conduce al mar por donde antiguamente bajaban los pescadores a la playa. Ahora está rodeado por pintorescas casitas que albergan a antiguos vecinos de Barranco y negocios como bares y restaurantes. 

 

San Isidro

  

Costa peruana
Puente de los Suspiros
Miraflores


Para quienes quieren descubrir personalidades peruanas, por ejemplo está el museo de Mario Testino, más conocido como MATE, ubicado en la zona de Barranco, considerado el barrio bohemio. La entrada general tiene un valor de 10 soles. 


Mario Testino es el fotógrafo de los famosos por excelencia, al punto que sus trabajos con modelos y actrices e inclusive publicidades ilustran las páginas de Vogue y Vantity Fair. Después de 35 años de residir en el extranjero actualmente vive en Londres-, cumplió su deseo de preservar su obra fotográfica en Lima, su ciudad natal, con este espacio de exhibición propia y de terceros además de capacitación y creación como contribución al patrimonio cultural del Perú. Durante el mes de febrero, se expone una muestra de Lady Di (fue el último que la fotografió, un mes antes que perdiera la vida en 1997 en Paris) y un catálogo de modelos y trajes típicos del altiplano que posaron ante su lente, entre otros de sus trabajos. 

 

Muso eMario Testino

  
.Para los que quieren disfrutar de una buena estadía. Ir a la "ciudad de los Reyes'', tal como se le llama a Lima, implica alojarse como reyes. Si bien hoteles hay para todos los bolsillos, hay uno que cumple a la perfección con esta consigna y es el Meliá Lima, ubicado en una zona clave: en San Isidro, a metros del Real Plaza Salaverry, el segundo centro comercial más grande de la ciudad; a pocos minutos del centro histórico, también de la zona de Miraflores y el Aeropuerto Internacional de Perú. Tiene 180 espaciosas y confortables habitaciones, con acceso gratuito a Internet (WiFi) de alta velocidad, un Wellness Center con un completísimo gimnasio, sauna, baño turco, masajes y tratamientos de belleza, piscina exterior, entre otros servicios que hacen de la estadía super cómoda y acogedora.