Silvana Bellotti, psicóloga sanjuanina, acaba de presentar su libro sobre crianza amorosa, destinado a papás que no sólo quieren ayudar a un hijo a crecer sino también a convertirse en un adulto saludable. Ella misma explica que no se trata de recetas mágicas, sólo de experiencias que invitan a los padres a reflexionar. Aborda diversas temáticas como los límites, la contención, los hábitos, la autonomía, la autoestima, el manejo de emociones, la resiliencia, la crianza en todas las dimensiones del ser humano, el valor del esfuerzo, la responsabilidad, la colaboración familiar, el valor del presente, las relaciones fraternales, con sus abuelos y amigos.


En la presentación realizada en el Museo de la Memoria urbana el pasado jueves participaron un papá viudo, uno adoptivo y una mamá de mellizos quienes se encargaron de realizar preguntas desde un living que fueron contestadas por la psicóloga y que a su vez forman parte de su última edición.


"Y no traen un libro debajo del brazo, traen un pan", título de esta obra que, lógicamente une dos frases populares cuando se habla de crianza ya que si bien eso se aprende en el camino, este texto puede acompañar el proceso sobre todo en momentos más complicados.


"El pan hace referencia a que si bien la parentalidad es un desafío también trae mucha riqueza, sobre todo al crecimiento personal y posteriormente ver hijos realizados en la vida. Sin duda que en primer lugar hay que tener una mirada amorosa, y no enfrentarnos a la crianza desde un mirada negativa, de culpas o del esfuerzo que implica la maternidad y la paternidad", asegura Silvana.


Este libro nació luego de publicar el primero -"Hacer click con los niños"-, que estaba más que nada orientado a los terapeutas, y que sin embargo fue adquirido por muchos papás, por lo que de alguna manera viene a saldar esa deuda con los padres a través de su experiencia profesional de más de 25 años, y de la propia ya que es mamá de 4 hijos.


Claramente la intención es acompañar en la crianza consciente y en el desafío que implica criar a un hijo.


"Es un libro corto con un contenido repleto de vivencias. No hay frases que no provengan de esa realidad. La idea es que nos detengamos a revisar la crianza, vivenciarla y tratar de trasladarla a la vida por lo que no aconsejo una lectura rápida. Invito a los lectores a leer el libro con una mirada comprensiva, no juzgadora, teniendo en cuenta que como papás muchas veces hacemos lo que podemos de acuerdo con nuestra propia historia. Los invito a ver lo positivo de nuestra tarea como padres y no desde las angustias. También los invito a confiar en la intuición ya que somos quienes conocemos a nuestros hijos y ellos mismos nos dicen como acompañarlos. Algo muy importante es ocuparnos de las crianzas y formarnos como padres", agrega Bellotti.


Algo en lo que hace hincapié el libro, incluso se puede leer en la portada, está referido a una crianza amorosa, en un clima de armonía que beneficia a toda la familia y favorece el crecimiento saludable (de todos).


Otro término que se repite es la "perseverancia", en alusión a que se trata de un proceso, no un momento, por lo que se debe apuntar al desarrollo integral del niño para que posea recursos para enfrentar la vida.


"En un capítulo planteo mirarlos y mirarnos desde la propia naturaleza teniendo en cuenta que cada hijo es único y trae un bagaje, un temperamento, por lo que se debe acompañar a cada uno desde sus auténticas necesidades. Un hijo va a crecer sano si lo respetamos porque muchas veces somos los adultos los que interrumpimos ese proceso. Es una invitación a sanar las heridas infantiles de cada uno para no proyectarlas en el hijo", afirma.


Por supuesto que la crianza amorosa se plantea desde la realidad de las personas, razón que la llevó a explicar la necesidad de frustración en todo aquello que no le hace bien a un niño. "Frustración también quiere decir crecimiento, por eso les propongo a los papás la tarea de frustrar con los límites que no es otra cosa que poner amor a aquello que vemos que no los ayuda. Es encontrar el equilibrio entre los límites y el amor", asegura.


¿Los padres saben amar?, es otro de los cuestionamientos de la especialista partiendo de la premisa que a un hijo se lo quiere más allá de que no le salgan bien las cosas o se porte mal, para que puedan trasladar ese amor incondicional respetando cada individualidad.


"Muchas veces los chicos crecen creyendo que para ser queridos deben ser como el adulto desea, y va dejando su si mismo para satisfacer a sus padres. Por eso la importancia de ser incondicional, de estar presente en el aquí y ahora a pesar de la vida que llevamos", resalta.


Claro que ese amor debe siempre ir acompañado de los límites necesarios para lo cual invita a los padres a hacerlo desde la contención, los cuidados y con la autoridad y convicción de que uno está enseñándoles lo mejor para ellos.


Una de las curiosidades y atractivos para los padres que lean el libro es que al finalizar un capítulo, la autora destaca lo positivo de cada caso para el buen desarrollo de los chicos.


La clave de los límites está vinculada, según la escritora, a tres pilares fundamentales: "confianza en nosotros y en nuestros hijos, perseverancia, energía y tranquilidad por parte del adulto".


"También trabajo un poco en el buen trato para poner límites a las conductas del niño, no a la persona del niño, así es que hay que tener cuidado con las agresiones y la violencia", acota.


Además este libro de vivencias reconoce el ejemplo de los padres como un factor determinante ya que se sabe que los chicos aprenden más por lo que hacen que por lo que dicen sus progenitores, y en este sentido el adulto debe mejorar como persona. Por el mismo camino recomienda tener reglas claras, hábitos saludables para alcanzar una personalidad organizada, y aquí también los adultos tendrán que revisar sus conductas.


La autonomía, la seguridad, la confianza, la escasez de tiempo y su compensación, la falta de acuerdo entre los padres sobre todo cuando desacreditan al otro progenitor, el cansancio, la culpa acerca de la crianza, la autoestima para crecer saludables, entre otros temas que forman parte del día a día de cualquier familia, figuran en los párrafos de esta obra.


Claro que las cosas no quedan ahí sino que cada tema cuenta con tips para ayudar a llevar adelante la crianza amorosa.


Las emociones también ocupan un lugar importante dentro de este libro que plantea como manejar el enojo, los miedos, la alegría y la tristeza en cada caso.


Vínculos, aburrimiento y uso de la tecnología, entre otras vivencias cotidianas permiten repensar la crianza desde un punto de vista positivo.


Sobre Silvana Bellotti

Silvana es psicóloga del Equipo de Orientación del Colegio Parroquial Santa Lucía, Nivel Primario. Desde hace 25 años está dedicada al trabajo con niños en el ámbito clínico y escolar. Es profesora invitada en el Intercambio académico de la Universidad Santa Fe y Omeyocan
en México y en el año 2020 fue convocada a participar del Webinar Gestalt Internacional: Pedagogía del acompañamiento emocional, organizado por la Universidad de Santa Fe y el Instituto Omeyocan de Aguas Calientes, México. Es autora del libro: Hacer clic con los niños. Psicoterapia.