Las pestañas son sumamente importantes no sólo para lucir los ojos y la mirada, sino también para una buena salud visual. Sin embargo es frecuente que se caigan, por ello es bueno conocer qué hacer para que crezcan, pero de manera natural, para que cumplan con esas funciones.

El sitio innatia.com indica que ciertos aceites brindan los nutrientes que las pestañas necesitan para crecer sanas y fuertes. Antes de aplicarlos es importante cepillar las pestañas, al igual que se hace con el cabello o con las cejas, de esta manera las limpias de residuos y eliminas aquellas que ya están débiles. Posteriormente se recomienda aplicar:

1. Vaselina líquida: poné una gota de vaselina líquida en las yemas de los dedos y colócala sobre tus pestañas realizando un suave masaje. Duérmete de esta manera y enjuaga cuando despiertes.

2. Aceite de rosa mosqueta o de flores: posee propiedades que nutren no sólo la piel y el cabello, sino también a las pestañas, acelerando su crecimiento.

3. Para pestañas muy débiles puedes preparar un remedio natural a base de diferentes aceites que potencien sus propiedades. Para ello puedes mezclar unas gotas de aceite de palta, de oliva y de almendras. Aplícalas con un hisopo, de la misma forma que te aplicas el rimel.

Otra de las sugerencias para evitar el debilitamiento de las pestañas, es no abusar del uso de rimel ya que este puede quitar fuerza a las mismas.

* Cabe recordar que una buena alimentación ayuda a prevenir la pérdida de cabello, incluyendo las pestañas, por ello es recomendable que consumas productos ricos en vitamina B5, que combate la anemia y ayuda al crecimiento capilar, así como las vitaminas E, A y minerales hierro, magnesio, cobre, zinc, entre otros.