A primera hora de la mañana de este martes, la espera en el Complejo Fronterizo Roque Carranza para cruzar desde Chile a Argentina por Mendoza, ya era de 4 horas. Como consecuencia, se prevé que toda la jornada esté complicada en la frontera ante el masivo regreso de unas 25 mil personas que cruzaron al vecino país durante el fin de semana extra largo.

 

Después de un febrero en términos generales tranquilo, tanto para ir como para volver de Chile, las autoridades advirtieron de la cantidad de personas que podía cruzar al vecino país. De hecho, a través de las redes sociales las autoridades trasandinas ponían este fin de semana como una fecha crítica.

 

 

Por eso, y a pesar de las malas condiciones del tiempo en alta montaña durante el fin de semana, fueron unas 25 mil personas las que cruzaron la frontera. 

 

Si se repiten las escenas del último recambio de turistas, a principio de febrero, las esperas podrían superar las 10 horas en la alta montaña. Por ahora la demora ya es larga si se considera el horario y que, según la experiencia, el mayor flujo debería regresar la tarde de este martes.

 

Fuente: MDZ