Debate en Diputados sobre la interrupción voluntaria del embarazo. Elisa Carrió Fotos Emmanuel Fernández
Debate en Diputados sobre la interrupción voluntaria del embarazo. Elisa Carrió Fotos Emmanuel Fernández

Sin lugar en la lista de oradores, por elección propia, la diputada nacional Elisa Carrió sentó su posición en torno al aborto legaldesde los pasillos de Diputados. Durante la jornada, tuvo varios momentos de "protagonismo".

 

Al finalizar la votación, donde la interrupción voluntaria del embarazo fue aprobada por 129 a 15 votos, Carrió se levantó de su banca y enojada, miró hacia sus compañeros de bancada de Cambiemos y lanzó, a modo de advertencia: "Es el último esfuerzo que hago para preservar la unidad".

 

Así, Carrió tensó la relación -una vez más- con sus pares del PRO y de la Unión Cívica Radical, donde la votación sobre el Aborto resultó dividida.

 

 

Pero antes, una vez aprobada la media sanción, pidió brevemente la palabra para enviar un mensaje a la coalición de Gobierno.

 

"Quiero solo decir que he estudiado durante 40 años este tema y que no he hablado para preservar la unidad de Cambiemos”, advirtió.

 

Mensaje en los pasillos

 

La líder de la Coalición Cívica aseguró que el proyecto sobre la legalización del aborto "no es histórico", sino que "es trivial", al tiempo la mayoría de su bloque votará en contra del proyecto.

 

En los pasillos del Palacio Legislativo, la diputada de Cambiemos insistió en minimizar la importancia del debate y tildó a la movilización callejera a favor del proyecto como "indigenismo urbanista".