Julio De Vido, Cristina Kirchner y José López

 

Cristina Elisabet Kirchner apeló el procesamiento que recibió a fin del año pasado como integrante de una asociación ilícita en la causa por las irregularidades en las obras públicas viales que recibió el empresario detenido Lázaro Báez.

 

Fuentes judiciales informaron que también apelaron Báez, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, el detenido ex secretario de Obras Públicas José López, el subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal Carlos Kirchner –primo del ex presidente Néstor Kirchner–, el ex titular de la Dirección Nacional de Vialidad Néstor Periotti y otros tres ex funcionarios de Vialidad de Santa Cruz.

 

Todos fueron procesados por el juez federal Julián Ercolini por los delitos de asociación ilícita y administración fraudulenta agravada en la que que desde sus cargos de funcionarios favorecieron ilegalmente a Báez con obras públicas viales que el empresario recibió para realizar en Santa Cruz.

 

Lázaro Báez también apeló

 

"Me encuentro en condiciones de afirmar que estamos frente a un acontecimiento de gravedad institucional sin precedentes dados los pormenores que componen la maniobra que se le achaca, toda vez que durante los años en los que perduró su mandato, permitió mediante su inacción que las diversas irregularidades que lograron ser desentrañadas y que compusieron una trama criminal de una complejidad inusitada, acaecieran", sostuvo Ercolini sobre Cristina Kirchner en su resolución.

 

Los procesados objetaron la resolución del juez y le pidieron a la Cámara Federal que la revoque.

 

Señalaron que no cometieron ningún delito y que no hay ninguna prueba para acusarlos. También que solicitaron la inconstitucionalidad del delito de asociación ilícita y calificaron la resolución como arbitraria y prematura.

 

Por otra parte, los fiscales federales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques apelaron la falta de mérito que recibió el ex subsecretario de Obras Públicas Abel Fatala.

 

Ahora intervendrá la Sala I de la Cámara Federal, integrada por los jueces Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Lepoldo Bruglia.

 

Cuando reciban el expediente, los camaristas primero deberán convocar a una audiencia para que las defensas puedan ampliar sus apelaciones. Luego de eso, el tribunal quedará en condiciones de resolver si confirma los procesamientos o los revoca.

 

En el caso que los confirme, los acusados quedarán en condiciones de ser enviados a juicio oral y público.

 

Infobae