Futaleufú, Chile. Comuna patagónica con menos de 3.000 habitantes. Cruzar en automóvil por el paso fronterizo para llegar hasta Esquel, provincia de Chubut, demanda menos de una hora y media. Son 75 kilómetros, sumados a los minutos que pueden llevar los controles de las aduanas, en ambos ingresos.

 

La denuncia la iniciaron unos jubilados argentinos, quienes concurren mes a mes a la sucursal de ANSES para cobrar su jubilación. La nueva moratoria les permitió a muchos chilenos  iniciar los trámites correspondientes para obtener una pensión o jubilación por haber trabajado en Argentina.

 

"El problema es que también cobran la jubilación en Chile. Es decir, nunca notificaron el cambio de domicilio, mantienen ambas jubilaciones y eso es un delito. Se naturalizaron, obtuvieron el DNI argentino e iniciaron los trámites para cobrar una suma importante, cada mes, en nuestro país", explicó a Infobae Osvaldo Zampella, titular de la UDAI ANSES en Esquel.

 

"La problemática se empieza a suscitar cuando extranjeros, chilenos en este caso, muchos de los cuales llegaron allá por el año 1974 para trabajar en la obra de Futaleufú, se han quedado algunos años en Argentina. Han hecho algunos aportes, nunca llegando a la cantidad de 30 años que es lo que solicita ANSES y hoy cruzan mensualmente la frontera, en días de cobro, para llevarse un dinero que no les corresponde", relataron desde Política Chubut a Infobae.

 

Zampella sostuvo que se están revisando 20 casos, los cuales han sido notificados para que se presenten a normalizar o aclarar su situación. "Si no tienen nada que esconder se presentarán. Si cruzan para intentar cobrar, allí veremos cuál es la situación de cada uno. Si transcurren 90 días, ANSES les retendrá el monto que perciben cada mes y deberán concurrir a las oficinas", agregó.

 

Estiman que, cada mes, dicha oficina otorga cerca de $300.000 en jubilaciones a personas que ya lo hacen en su país de residencia. "No es algo que solo pase aquí. También sucede en muchas provincias que tienen la frontera con algún país limítrofe.Tenemos conocimiento de que en Chaco pasa lo mismo con muchos paraguayos", contó Zampella.

 

Con acceso a la base de inmigraciones, ANSES se encuentra llevando a cabo el control de determinadas maniobras que resultan sospechosas. "Ingresan los días de cobro y ese mismo día regresan a Chile. Les lleva menos de 4 horas realizar el trámite. Además cobran el beneficio de vivir en una zona austral, lo que aumenta esa percepción en un 40%", dijo el titular esquelense.

 

La ANSES abona un plus por zona austral mensual que incrementa un 40% el monto del haber previsional de jubilados y pensionados que residen en La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Sector Antártico, Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur, y los códigos postales 8142, 8504, 8506, 8508 y 8512 pertenecientes al partido bonaerense de Carmen de Patagones.

 

Con este beneficio, sumado al monto establecido, a partir de marzo un jubilado -en la Patagonia- cobrará una mínima de $10.672,30. Si a ese número se le agregan los 134 mil pesos chilenos ($4.600) que cobra -como mínimo- un jubilado del otro lado de la Cordillera, se llegaría a un total que supera los $15.000 mensuales.

 

"Tiene que ver con el respeto a argentinos que hicieron sus aportes y trabajaron durante toda su vida para poder jubilarse, y a nosotros nos corresponde defenderlos. Sabemos que es muy complicado detectarlo y confirmar la sospecha, ya que puede tener fijado un domicilio en la Patagonia, aunque buscaremos demostrar, a través de Migraciones, lo que estamos denunciando", aclaró Zampella.

 

Finalmente, el licendiado esquelense invitó a quienes tengan conocimiento sobre personas que residan en Chile y perciban algún tipo de beneficio en la Argentina, a informarlo a ANSES para avanzar con el seguimiento correspondiente. "Esto es algo que debemos hacer entre todos, defendiendo el beneficio de los argentinos", concluyó.