Buena Imagen. Francisco goza de una excelente imagen en todo el mundo. Su presunta visita al país será después del año electoral y cuando aún hay múltiples lecturas políticas que califican su relación con el gobierno de Macri como fría o distante.

 

Tras varios amagues de visitas al país que jamás se concretaron desde que es el máximo jefe de la Iglesia católica en el mundo, parece que por fin el año que viene el Papa hará una visita a Argentina. Así lo dio a conocer el diario Infobae, que reveló detalles de las reuniones en las que fue definido el viaje y de cómo se guardó el secreto bajo siete llaves hasta ahora.


Según consignó Infobae, la visita está prevista para fines de marzo o principios de abril del año que viene, incluso evitando que coincida con el 24 de marzo o el 2 de abril, dos fechas de alta sensibilidad que aún provocan desencuentros en el país. En papa y su entorno, aseguran, quieren evitar que una llegada suya sea vinculada a partidismos, internas o diferencias y, por el contrario, ser aprovechada por todo el conjunto de la ciudadanía argentina.


La publicación establece que el propio Francisco le confirmó el viaje a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, cuando lo visitó el 25 de febrero pasado.


“La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y su esposo, el jefe de de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, Federico Salvai, estaban allí presentes, aunque no aparecieron en la foto -establece Infobae-. El matrimonio estaba en Roma desde hacía varios días, descansando después del tratamiento que Stanley encaró para superar una dura enfermedad, sobre la que el Papa se interesó casi cotidianamente, hasta que supo de la evolución satisfactoria”.


En su artículo, revela que “Francisco espera congregar a 20 millones de personas en las cinco provincias a las que quiere llegar en su recorrida y ya hay un equipo en Roma trabajando para organizarla. De todos modos, la confirmación de la fecha se realizará más cerca de fin de año, seguramente en octubre, fuera del calendario electoral. Por otro lado, se supo que en Argentina se empezará a trabajar en la gira papal después de que se elija la nueva Comisión Episcopal, o sea, a partir de junio”.


De todos modos, todo se está manejando con suma reserva, ya que ningún detalle fue confirmado oficialmente de parte del Vaticano.


De hecho, hubo varios anuncios extraoficiales anteriores de posibles visitas del Papa que jamás se concretaron. La que más terreno público ganó fue la que indicaba que el sumo pontífice vendría al país durante la canonización de Gabriel Brochero.


Pero finalmente no fue así y la ceremonia se hizo en el Vaticano, aunque con la presencia de dos jóvenes argentinos (entre ellos una nena sanjuanina) que habían sido beneficiarios de milagros mediados por Brochero, los que abrieron la vía institucional para que la Iglesia terminara convirtiéndolo en santo.


Si Francisco viene al país el año que viene, algo que ya parece del todo definido, será la primera vez que lo haga desde que fue ungido como Papa. Y lo hará luego de muchas lecturas políticas acerca de su relación con el gobierno de Mauricio Macri, que muchos califican de fría o distante. Claro, será varios meses después del álgido clima electoral que reinará durante las próximas Legislativas.

 

Aniversario

años exactos se cumplen hoy desde que el argentino Jorge Bergoglio fue elegido y proclamado Papa, en aquella inolvidable ceremonia del 13 de marzo de 2013. Se convirtió en el primer jefe no europeo que tiene la Iglesia Católica a lo largo de toda su historia.