El Seabed Constructor, que reanudó la búsqueda del sumbarino ARA San Juan, llegó este sábado al punto de la última comunicación que realizaron sus ocupantes, el pasado 15 de noviembre.

 

A partir de ese momento, se iniciaron las primeras tareas de búsqueda, pero hasta el momento no se pudieron hallar los restos de la embarcación que aparentemente implosionó por la presión del agua, al superar la profundidad para lo cual estaba preparada.

 

 

La empresa Ocean Infinity fue contratada por resolución del Poder Ejecutivo Nacional para continuar con las tareas de búsqueda del submarino y sólo cobrará 7,5 millones de dólares si logra encontrarlo. Tiene un plazo de hasta 120 días "operativos" para hacerlo.

 

A bordo de la nave viajan 40 especialistas y técnicos; dos suboficiales y cuatro familiares veedores. Ellos son Luis Tagliapietra (padre del teniente de corbeta Alejandro Tagliapietra), Silvina Krawczyk (hermana de la jefa de armamentos y única mujer a bordo, teniente Eliana Krawczyk), José Luis Castillo (hermano del cabo principal del área Inteligencia Naval, Enrique Castillo) y Fernando Arjona (hermano de cabo principal maquinista Alberto Arjona).

 

Antes de la partida del buque, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, expresó su optimismo de cara a esta última y decisiva misión: "Estamos con muchas expectativas de poder encontrarlo".

 

Previo a la partida de la nave, el titular de Defensa aseguró que se trata de una "búsqueda científica" y contó detalles de la conversación que mantuvo con el capitán del navío: "Le dije que espero poder pagarles porque será señal de que encontramos el submarino".