María José, la esposa de Javier León, una de las víctimas fatales del recital del Indio Solari en Olavarría, contó cómo fueron los momentos previos a la muerte de su marido y dijo que "no hubo organización".

 

"Había mucha gente, lo meten en la enfermería, le pusieron suero, era un tema presión. Cuando lo sacaron se desplomó. Lo vuelven a entrar y no me dejaban ver lo que estaba pasando. Me dijeron que estaba bien y lo que lo iban a llevar al hospital. Pedí ir a la ambulancia y me dijeron que no. Cuando llegué al hospital mi marido estaba muerto", relató.

 

La mujer contó que no estaban dispuestas las medidas de seguridad: "Fuimos a varios shows del Indio y siempre hubo organización. Esta vez no. Compré la entrada en enero y nadie me la pidió. No hubo controles. Para mí había más de 600 mil personas". También contó que cuando llegó al hospital había más personas internadas: "Tuve que declarar con la policía, él llegó muerto".

 

Sobre las responsabilidades del Indio, argumentó: "Tengo la cabeza muy en caliente. Para mí le faltó organización. No hubo organización. No sé si fue culpa de él".