La Armada informó este miércoles que por las condiciones climáticas adversas aún no fue posible verificar si alguno de los indicios detectados en el fondo del mar corresponde el submarino ARA San Juan, desaparecido 22 días atrás en el Atlántico Sur con 44 tripulantes a bordo.

 

"Si bien ayer el buque ruso Yantar hizo el barrido con todos sus sensores en el área del objeto que había que visualizar, las condiciones meteorológicas no fueron buenas", explicó el vocero naval Enrique Balbi en la conferencia de prensa de este mediodía.

 

También explicó que el Islas Malvinas intentó visualizar otro objeto en otra posición, pero hasta el momento no tuvo resultados. "No pudo visualizar nada", indicó.

 

Según dijo, las condiciones del clima mejorarán hoy a la tarde, y mañana y el fin de semana "serán buenas".

 

Ayer el portavoz de la Marina le quitó relevancia a las 8 comunicaciones de la madrugada del 15 de noviembre que se filtraron el lunes y sostuvo que esas llamadas no fueron "de emergencia".

 

En la conferencia de hoy, en el edificio Libertad, donde hubo unamínima presencia periodística, Balbi volvió a referirse a esas llamadas. Y confirmó que la empresa Iridium no grabó las comunicaciones.

 

"Recibimos de Iridium un mail en el que nos informan que no graban llamadas de voz, no graban llamadas por telefonía satelital", explicó.

 

La filtración de ese documento puso en evidencia una suerte de puja entre la Amada y el Ministerio de Defensa, cuyo titular, Oscar Aguad, dejó trascender que considera que la fuerza ocultó información.

 

En cuanto a la búsqueda de la nave, esta mañana los buques Atlantis (de Estados Unidos) y ARA Puerto Argentino zarparon hacia la zona donde se lleva a cabo el rastrillaje, en los alrededores de donde fue registrada la explosión el miércoles 15.

 

El barco norteamericano cuenta con un vehículo sumergible no tripulado que puede explorar profundidades de hasta 6 mil metros. Igual que el buque ruso Yantar, que desde ayer se encuentra en el área, y que cuenta con dos vehículos sumergibles que también alcanzan esa profundidad.

 

En el parte, que no superó los 15 minutos, el vocero volvió a desestimar la hipótesis de un ataque contra el submarino. "No hubo ningún indicio que permita aseverar ese ataque externo, no hay evidencia al respecto", dijo ante la pregunta de una periodista.

 

Desde el fin de semana la Armada concentra los esfuerzos en determinar si 3 de los indicios hallados en el fondo del mar la semana pasada corresponden a la nave perdida. Desde el domingo intentan visualizar un "contacto" que se encuentra a 940 metros de profundidad.

 

En el marco de la investigación, la jueza federal a cargo de la causa, Marta Yáñez, sostuvo que está reconstruyendo todo lo sucedido con el San Juan desde que partió desde Ushuaia. "Vamos a saber lo que pasó", afirmó.

 

El presidente Mauricio Macri hizo ayer declaraciones sobre el submarino por primera vez. "Lo más importante en este momento tan doloroso para los argentinos y especialmente doloroso para los familiares es que seamos respetuosos de ese dolor", dijo desde Entre Ríos.

 

Hoy se cumple una semana desde que la Armada informó que dejaba de buscar sobrevivientes.

 

El próximo parte será mañana a las 10.