Organizaciones socioambientales y vecinos de Rosario cortaron ayer el tránsito en el puente Rosario-Victoria para exigir el fin de las quemas "intencionales" en las islas del Delta del Paraná y la sanción de una Ley de Humedales.

Se quedarán allí a acampar durante toda la noche y hoy resolverán cuando levantan la protesta. La manifestación fue parte de la Acción Plurinacional por los Humedales que se realiza en distintos puntos del país y que se extenderá hasta hoy con una noche de vigilia, mientras que ayer la región amaneció con múltiples columnas de humo en la zona de islas.

La Acción por los Humedales, es organizada por unas 520 organizaciones ambientales de todo el país.

A ellas se sumó Greenpeace, que realizó más de 150 actividades territoriales para visibilizar el estado de "emergencia ambiental" que sufre el territorio de humedales del Delta del Paraná ante las quemas "reiteradas e intencionales".

La protesta nacional tuvo ayer su epicentro en la ciudad santafesina de Rosario por ser una de las más afectadas por los incendios forestales.

A partir de las 14, miles de manifestantes se convocaron en la explanada que sube hacia el puente Rosario-Victoria: cerca de las 15 interrumpieron totalmente el tránsito vehicular. Llegaron al puente cerca de las 15:30. Desde allí, comenzó a marchar una gran columna que ocupó el ancho de la traza y que avanzó hasta la mitad del puente.