El límite entre la política y el espectáculo es cada vez más fino: campañas presidenciales a la medida de Marcelo Tinelli y su famoso Gran Cuñado; amores que pasan de la farándula y las pasarelas a los atriles... Parecen dos mundos muy distintos pero, sin embargo, están cada vez más emparentados.

 


Este fin de semana, el corsódromo Paso de los Higos de Monte Caseros fue testigo de otro momento en el que el espectáculo abre paso a la política. El diputado camporistaJosé Ottavis , conocido por sus "victorias" -su papel en el Frente para la Victoria y su relación conVicky Xipolitakis - se puso las plumas, se maquilló para la ocasión y salió a bailar en la comparsa de La Juventud, junto a dos mujeres que se animaron al "topless".